viernes, 14 de diciembre de 2012

HEINRICH HIMMLER 7 (color): "Una vez fundada la 'Gestapo' Himmler se dispuso a dotarla de los elementos necesarios para que lograra ser una de las más importantes organizaciones del Tercer Reich. La lucha más formidable que sostiene la 'Gestapo' es contra la emigración."



LA LABOR INTERNACIONAL DE LA GESTAPO

El periódico “Excelsior” acaba de publicar una serie de informaciones sobre la actuación, organización y métodos de la Policía secreta alemana, la “Gestapo” (Geheime Staatspolizei), que estos días, con motivo del rapto del periodista Berthold Jacob, tanto ha dado que hablar a la Prensa mundial. La “Gestapo” se halla domiciliada en Berlín, en el edificio que albergó un tiempo el Parlamento prusiano.

Su jefe todopoderoso es Heinrich Himmler, llamado por sus camaradas “der Sehwarze”, (el Negro), por ser el jefe de las SS (guardia especial), que llevan camisa negra. Himmler cuenta con la confianza absoluta de Adolf Hitler. Por su parte, el Jefe de la “Gestapo” sólo acepta un jefe, una disciplina, una orden: las que proceden de Hitler.

Himmler, al advenir al Poder el Nacional-Socialismo, era el Jefe Nazi de Baviera, y en Munich logró organizar una Policía de su partido más fuerte y más disciplinada que la que poseía el Estado. Al subir al Poder Hitler, bastaron a Himmler 24 horas para desposeer a los miembros del Gobierno y a la Policía de sus funciones  gubernamentales. Desde entonces su prestigio subió más y más, hasta que al crear la “Gestapo”, en julio de 1933, fue nombrado jefe de ella. Una prueba de la inquebrantable confianza de Hitler por Himmler quedó demostrada en julio de 1934, al ocurrir los hechos que costaron la vida a Ernst Roehm y varios de sus compañeros de las SA. Gregor Strasser había sido íntimo amigo de Himmler y compartieron juntos años de lucha en los tiempos heroicos del Nacional-Socialismo. El 30 de junio bastó una orden de Hitler para que Himmler mandara a mejor vida al que había sido su íntimo amigo, su compañero de armas.

Una vez fundada la “Gestapo” Himmler se dispuso a dotarla de los elementos necesarios para que lograra ser una de las más importantes organizaciones del Tercer Reich.

La lucha más formidable que sostiene la “Gestapo” es contra la emigración. Esta es fuerte y bien organizada y, por lo tanto, es preciso usar armas de gran eficacia. Las mejores son la utilización de ex-Socialistas y ex-Marxistas para atraerse a los autores de las informaciones que se publican en diferentes países de Europa. El caso de Berthold Jacob demuestra la astucia de la “Gestapo”. Como se sabe, Hans Wesemann es judío, militante del Partido Social Demócrata alemán. Emigrado al subir al Poder Hitler, se había trasladado a Inglaterra, donde bajo el nombre de Rudolf Schober había publicado varios artículos contra el régimen.

Fue Wesemann quien entregó a Wickham Steed los célebres documentos sobre la guerra química en Alemania, que causaron tanta sensación en toda Europa, y hecho que fue aprovechado por Joseph Goebbels para criticar duramente las  informaciones sobre el Tercer Reich que aparecían en la Prensa inglesa, algunas de las cuales, sin embargo, eran ciertas.

Ahora la “Gestapo” quiere inutilizar a los hombres que por sus conocimientos de Alemania pueden ser nocivos al régimen Nazi. Varios diputados Socialistas y Comunistas han sido víctimas de la “Gestapo”. Citemos a Willy Muezenberg, Paul Schwenk, que han estado a punto de ser raptados. Igualmente Georg Bernhard, director del “Pariser Tageblatt” y Max Braun han sido víctimas de diferentes procedimientos. Muchas veces los agentes de la “Gestapo” conocen tan bien a los hombres de la emigración, que cabe preguntarse de qué armas se valen los agentes para estar al corriente de tantos detalles.

La explicación, empero, es clara. Sólo cabe tener en cuenta que numerosos dirigentes de la Policía y personalidades gubernamentales del régimen de Weimar colaboran hoy en la “Gestapo”. En primer lugar, Severing, el Ministro Socialista de Prusia, es hoy colaborador de la “Gestapo” y es el que dirige la lucha contra los emigrados ex-compañeros suyos. Igualmente Paul Loebe, ex-presidente del Reichstag, es agente al servicio del Nacional-Socialismo. En ocasión del plebiscito del Sarre, Loebe aconsejó a los obreros que votaran por Hitler.

La “Gestapo” cuenta con valiosos elementos pertenecientes a toda clase de círculos de la sociedad. Recientemente, durante la estancia de Kurt von Schuschnigg en la Costa Azul, se descubrió en Garoupe a una mujer, llamada “la bella Elsa”, que estaba en relación con los agentes de la “Gestapo”. En París, un supuesto Comunista tenía que provocar desórdenes a la llegada de von Schuschnigg.

El periódico “Excelsior” acaba su reportaje diciendo que sus datos son fidedignos y que el Gobierno francés tiene necesidad de vigilar a los numerosos agentes de la “Gestapo” que se pasean con toda libertad por los bulevares y cafés de París.


Agencia "Havas"; París, 04 de abril de 1935.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!