martes, 25 de diciembre de 2012

NAVIDAD EN TIERRA GERMANA (1934): "Las tropas internacionales entonaban cánticos y se felicitaban los grupos de uno a otro campamento en sus varios idiomas, inglés, italiano, sueco y holandés. Durante toda la noche ha reinado la paz y la tranquilidad en el Sarre. Adolf Hitler celebró la Nochebuena."



LA NOCHEBUENA DE HITLER Y LA NAVIDAD EN EL SARRE

En Sarrebruck, las tropas internacionales que se encuentran ya en este territorio, han festejado la Navidad con calma y en completa dignidad, de acuerdo con la alta importancia de la misión que les ha sido confiada, no habiéndose producido en ninguna parte la menor alteración del orden. Tres sacerdotes adjuntos de las tropas inglesas han celebrado los servicios religiosos en Brebach, lugar de residencia del batallón East Lancashire, Heinitz Saint Wender y Homburg, en donde están repartidas las compañías del batallón de Essex. El clásico “pudding” (pudín) y otros artículos igualmente tradicionales, hicieron que la fiesta de Navidad se desarrollara en estos acantonamientos en una atmósfera familiar y de gran animación. En la iglesia “Cristo Rey” se celebró por la mañana una misa solemne, a la que asistieron el batallón italiano que ha sido alojado en esta población, así como los jefes del otro batallón que está acantonado en Dillingen, Sulzbach y Dudweiller. El general Visconti Prasca dio las órdenes necesarias para que fuera mejorada la comida que ordinariamente se les da a las tropas.

Durante la noche de ayer los campamentos de las fuerzas internacionales han estado iluminados con el fuego de las hogueras, mientras los soldados celebraban, en una tierra un tanto hostil, la fiesta de Nochebuena. Las tropas internacionales entonaban cánticos y se felicitaban los grupos de uno a otro campamento en sus varios idiomas, inglés, italiano, sueco y holandés. Durante toda la noche ha reinado la paz y la tranquilidad en el territorio del Sarre. Las diversas tendencias, entre las que existe gran tirantez en la lucha por la supremacía en el plebiscito de enero, daban la impresión de haber suavizado sus sentimientos de hostilidad con motivo de las fiestas de Navidad. [1]

Mientras tanto, el Canciller Adolf Hitler celebró la Nochebuena en unión de unos mil miembros de los más antiguos de las Tropas de Defensa y Asalto de Munich. La cena de solemnidad tuvo lugar en el enorme Hall de Wagner. Después cada comensal recibió un regalo del Führer. [2]


Agencia “Fabra[1]” y “United Press[2]”; 24 de diciembre de 1934.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!