sábado, 1 de diciembre de 2012

RUDOLF HESS 22 (color): "Las fiestas de Navidad. Son las más profundamente amables. Considero que deberían seguir celebrándose siempre así esas jornadas: que las antiguas canciones navideñas deberían escucharse, para sosiego y paz de los espíritus."



LA NAVIDAD POR SIEMPRE

“Mis pensamientos se apartan ahora largamento de la civilización para alcanzar los restos que han quedado de una auténtica cultura: las fiestas de Navidad. ¡Cuántas evocaciones despierta en nosotros el solo pensamiento de estas fiestas! Son las más profundamente amables, las más alemanas de todas las celebraciones, por lo menos tal como aparecen en el recuerdo de tantos y tantos, asociadas a sus años de infancia y juventud: el aroma de los abetos y las candelas encendidas.

Considero que deberían seguir celebrándose siempre así esas jornadas: que las antiguas canciones navideñas deberían escucharse, para sosiego y paz de los espíritus, con el fervor prestado a la ‘Missa Solmenis’ o el ‘Requiem’ de Mozart. De esta manera, la Navidad equivaldría a la unión, siquiera sea en el recuerdo, tanto tuyo como mío; al recuerdo de todos aquellos que me pertenecen.”


Rudolf Walter Richard Hess; del libro “Cartas desde la celda 7” en Spandau 15/12/1958.







2 comentarios:

  1. Ciertamente un gran artículo. Siempre he dicho el arte es la expresión mas elevada del hombre en todos sus sentidos anímicos–espirituales. En este caso, la Iglesia Católica ha usado este medio tan expresivo para alimentar de fe y transmitirla a la vez a nosotros los creyentes por medio de los suaves ritmos armónicos de la música y hondear por sus inusitados rincones. Heidegger decía: Semejante verdad — retomando el término griego, la denomina aletheia— es lo que nos impacta y nos interpela en la obra de arte. Es lo que, no encontrando mejor nombre que darle, denominamos «belleza».

    La navidad lleva consigo tradiciones que se extienden y varían entre si, a todos los pueblos, aldeas, ciudades, mega metrópolis. Si por algo habremos de enorgullecernos, es precisamente por este día festivo que aparte de ser el nacimiento (por tradición) de nuestro señor Jesucristo (que es suficiente por si solo como para regocijarnos enteramente) es igualmente por la unión tanto física como espiritual y pensativa de todos los seres que habitamos este mundo y que nos reunimos en torno a la mesa con toda la familia a celebrar sanamente y disfrutar de milenarias tradiciones propias de aquellas fiestas.

    ResponderEliminar
  2. Aquí les brindo un discurso que dijera el gran Hess con ocasión de la navidad de 1936:

    ¨Mis queridos connacionales alemanes en el exterior y en la madre patria:
    Por cuarta vez en la Noche Santa de la Fiesta de Navidad una voz alemana atraviesa el éter y busca a los alemanes en todas partes del mundo. Mayor y cada vez mayor se ha hecho el numero de aquellos afuera que escuchan esta voz…Por cuarta vez palabras alemanas quieren llevar aquellos que hoy están lejos de la madre patria un recuerdo de esta madre patria. Quieren transmitir también a vosotros la silenciosa alegría y el silencioso encanto de esta Fiesta de la Paz y de la Comunidad, de esta fiesta de los alemanes, a vosotros que en otras latitudes, en obscura noche polar, en la radiante claridad de un día tropical, sobre navíos bajo pabellón alemán, estáis dispersados en todos los continentes y en todos los mares en la obra por Alemania.

    …Ante vosotros y ante todo el mundo, la madre patria puede decir con feliz justificación que ella celebra esta Fiesta como días de descanso después del trabajo cumplido. No en abundancia y goce material, no en altanera autosuficiencia o en ruidoso bullicio celebramos al termino del cuarto año de Gobierno Nacionalsocialista la navidad, sino en callada alegría, en consciente autolimitación y sin embargo como pueblo mas rico y alegre que en años anteriores. Nuestra felicidad no reside en bienes materiales sino en la plenitud interior por la conciencia de que como pueblo hemos hecho nuestro deber desinteresadamente ante esta generación y ante otras generaciones. Hemos empeñado todos, nuestra capacidad y nuestra fuerza para seguir renovando el organismo del pueblo alemán…

    ….Yo se cuantos pensamientos de amor van y vienen en esta, la mas alemana de todas las fiestas, yo sé que en todas partes donde luce el Árbol de Navidad germánico, los seres humanos de nuestro pueblo, mas que nunca, se vuelven conscientes de su alemanidad…

    …..Y simultáneamente no podemos celebrar la navidad sin agradecer de todo corazón al Altísimo, quien envió a los alemanes, en la más grave penuria, a su Fuhrer, dándoles así visiblemente su bendición. Rogamos asimismo al divino Conductor de los Mundos que también el año venidero otorgue al Fuhrer y a su pueblo su bendición. Y queremos prometerle mostrarnos dignos de esa bendición.

    ResponderEliminar

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!