sábado, 22 de diciembre de 2012

RUDOLF HESS 23 (color): "No busquen a Adolf Hitler con los cerebros, ¡con la fuerza de su corazón lo encuentran todos!"



LA PROVIDENCIA BENDICE A LOS BUENOS LÍDERES

"Lo común que les honra a todos ustedes, Dirigentes Políticos, SA, SS y Juventud es ese único orgullo: ¡Ser miembro del NSDAP de Adolf Hitler! Son todos como anunciadores y custodios del Nacional-Socialismo, brazos del Movimiento. Son todos, después como antes, imprescindibles y equivalentes. Son manifestaciones tan primeras y tan únicas en la Historia como el Nacional-Socialismo mismo. Son típicamente Nacional-Socialistas.

La SA, SS, los Dirigentes Políticos tienen su tradición común que está personificada en la 'Vieja Guardia'. Ella abarca a todos los que combatieron tempranamente, sacrificaron, sufrieron, empeñaron o dieron su vida por la re-ascensión de Alemania en el Nacional-Socialismo. Ella tiene el honor de haber conquistado luchando con su sangre y sus sacrificios nuestro futuro nacional. A ella le corresponde el agradecimiento de todos los que sienten como felicidad de su vida el poder vivir en un nuevo Reich. En un Reich que conducen hombres que tienen por voluntad la libertad Nacional, la comunidad Socialista, la paz con dignidad y honor.

¡Dirigentes Políticos! ¡Jefes del Servicio del Trabajo, de la Guardia del Trabajo! ¡Dirigentes del Sector Femenino, Jefe de las Juventudes Hitlerianas! ¡Jefas del BDM (Liga de Muchachas Alemanas)! ¡Prestarán ahora el juramento a Adolf Hitler! No juran un formalismo, no juran a un desconocido. Juran no a una esperanza, sino que juran a una seguridad. El Destino los ha hecho fácil prestar incondicionalmente y sin reservas el juramento a un hombre.

Apenas alguna vez en la Historia, un Pueblo ofreció a un Dirigente que exigía un juramento, una confianza tan absoluta como el Pueblo alemán a Adolf Hitler. Tienen la dicha infinita de poder prestar el juramento a aquél que para ustedes es la esencia del dirigente en sí. Juran al combatiente que durante más de un decenio probó su condición de Jefe, que siempre tuvo razón al final y siempre transitó el camino justo, aun cuando en ocasiones la mayor parte de sus adeptos pudo no haberlo aun comprendido.

Pueden prestar su juramento al hombre del cual saben que, -conforme a la voluntad de una ley de la Providencia, a la que obedece, independientemente de todas las influencias de poderes terrenos-, conducirá bien al Pueblo alemán y plasmará bien el destino alemán. Ligan en el juramento nuevamente su vida a un hombre a través del cual -ésta es nuestra convicción- obran poderes superiores conforme al Destino.

No busquen a Adolf Hitler con los cerebros, ¡con la fuerza de su corazón lo encuentran todos! Adolf Hitler es Alemania y Alemania es Adolf Hitler. ¡El que jura por Hitler, jura por Alemania! ¡Juren por la gran Alemania, a cuyos hijos e hijas esparcidos por todo el mundo, la Patria ahora por mi intermedio, envía un solemne recuerdo! ¡Ha tenido lugar la prestación de juramento más grande de la Historia! ¡Saludamos al Führer!"


Rudolf Walter Richard Hess; del discurso del 25 de febrero de 1934 (un día después del aniversario de la proclamación del Programa del NSDAP) con motivo del "Día del Recuerdo de los Héroes."









No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!