jueves, 7 de marzo de 2013

CONTRA EL INTERÉS NEGRO-ROJA: "Sólo el NSDAP ha manifestado hasta ahora una comprensión real para los jubilados, las viudas, los huérfanos, y los pequeños rentistas!"


¡ESCUCHEN CLASES MEDIAS!

¡Clases medias, escuchen!
¡Voten por la lista 2!

Desde hace años, el sistema funciona a expensas de las clases medias artesanales y comerciantes. Las clases medias y el campesinado eran uno de los pilares más sólidos del Estado. Pero con el ascenso del Marxismo y del Capitalismo financiero, esas clases quedaron cada vez más atrapadas. A pesar de que fueron, entre todas las capas sociales, las que hicieron los más grandes sacrificios durante la guerra, la inflación les arrancó sus últimos bienes. Pero esto no fue bastante: encima llegaron, para acabar de quitarles la paz, las nacionalizaciones insensatas, la competencia monstruosa de la producción en masa, una carga fiscal insoportable provocada por los decretos-ley y la deflación.

Todo esto no fue el resultado de una "evolución inevitable". ¡No! La aniquilación de las clases medias es la necesidad consciente del Marxismo. La mancomunión de intereses negra y roja fue el sepulturero de las clases medias. Federico Engels, representante eminente del Marxismo, escribió un día: "Cuando el Capitalismo aniquila a los pequeños comerciantes, hace un buen trabajo, pues favorece indirectamente los objetivos de la Social-Democracia" (...).

¿Qué ha hecho hasta ahora el sistema en favor de las clases medias? Los Social-Demócratas y los Centristas votaron juntos contra el impuesto especial a las cooperativas de consumo y los grandes almacenes que son los enemigos mortales del comerciante medio y del artesano. Los patrones rojos lograron incluso obtener nuevas exenciones fiscales para sus cooperativas de consumo y los negocios turbios de las grandes tierras. Seis millones de parados, miles de quiebras, tal es el balance del sistema. Sólo en 1931, el beneficio del trabajo del Pueblo alemán se redujo en seis mil millones de marcos. Las promesas se han sumado a las promesas, pero sin que se cumplieran jamás. En abril de 1930, Brüning decía que "el límite de las privaciones que podemos infligirle al Pueblo que se ha alcanzado".

... ¡Clases medias! En el correr de todos estos años, el sistema negro y rojo no encontró el medio de mejorar la situación económica general, ¡ni tampoco la suya!... ¡El sistema los ha dejado sucumbir!

¡Pero con el Nacional-Socialismo ha aparecido un nuevo defensor de sus intereses, que reconoce en su justo valor la importancia de las clases medias, y que sabe que todas las clases medias son un componente esencial del Estado!

¡El NSDAP no ha dejado de batirse por ustedes. Estuvo contra el Plan Young, votó contra los decretos-ley, emprendió la lucha contra los grandes comercios y las cooperativas de consumo. Su idea es la construcción de un Estado corporativo orgánico, en la cual la artesanía y la industria volverán a encontrar sus derechos y la dignidad. Sólo el NSDAP ha manifestado hasta ahora una comprensión real para los jubilados, las viudas, los huérfanos, y los pequeños rentistas!

La idea del Nacional-Socialismo es la única que posee la fuerza necesaria para emprender el buen camino, para salvar a nuestro Pueblo y no dejarse detener por ningún obstáculo. Las clases medias pueden ganarlo todo, o perderlo todo.

Cada elector de las clases medias tiene esta decisión en sus manos. Votará por la lista 2, la de la idea Nacional-Socialista, ¡la de Adolf Hitler!


Völkischer Beobachter; del 31 de julio de 1932, del libro "Los Fascismos".







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!