jueves, 14 de marzo de 2013

HERMANN GOERING 25 (color): "Ese 'paladín fiel del Führer', como el mismo Goering se llama, no recibe el título de Vicecanciller como se había dicho durante estos últimos días, pero dada la situación económica de Alemania en el momento actual y la acusada personalidad del General, las funciones que está llamado a desempeñar le colocan en el primer plano."



LOS PLENOS PODERES A GOERING

El General Hermana Goering, Jefe de los ejércitos del aire, Ministro Presidente de Prusia, acaba de ser llamado por Hitler a nuevas e importantes funciones. El comunicado oficial, publicado esta noche, anuncia que el General Goering será encargado de “examinar y tomar todas las medidas que tiendan a coordinar la acción de los diferentes organismos del Estado y del Partido Nacional-Socialista en todas aquellas cuestiones que se refieran a divisas y materias primas”.

En virtud de estos plenos poderes, el General Goering queda convertido, pues, en una especie de Dictador de la economía del Reich. Hasta ahora era el Dr. Schacht, Presidente del Reichsbank y Ministro de Economía, el jefe supremo en estas materias. El nombramiento de Goering viene, pues, a limitar los poderes del Dr. Schacht. Hitler acaba de constituir, por encima del Ministro de Economía, un órgano de control, de coordinación y de decisión. En virtud de los poderes especiales que se le conceden, Goering, previa consulta con los organismos interesados, podrá tomar las decisiones supremas, de principio, referentes a la economía de Alemania.

Aunque Goering no reciba junto con estos plenos poderes el título de Vicecanciller, su autoridad rebasará en mucho aquella autoridad efímera ejercida a principios del régimen Hitleriano por Von Papen. Ese “paladín fiel del Führer”, como el mismo Goering se llama, no recibe el título de Vicecanciller como se había dicho durante estos últimos días, pero dada la situación económica de Alemania en el momento actual y la acusada personalidad del General, las funciones que está llamado a desempeñar le colocan en el primer plano.

Desde el punto de vista personal, este nombramiento constituye para Goering una especie de compensación a la disminución que sufrió en el alto mando a causa de los decretos de Hitler del 21 de abril nombrando a Von Blomberg Mariscal de Alemania y elevándole al mando de los ejércitos de tierra y mar. De este modo, Blomberg era superior en jerarquía al General Goering. Pero ahora la dictadura económica con que ha sido investido le permite ejercer el control sobre el ministro de la Guerra.

Según las opiniones que he recogido en los círculos autorizados, el nombramiento de Goering ha satisfecho al Dr. Schacht, que, combatido por los extremistas del Partido Nacional-Socialista, podrá ahora hacer aceptar al Partido y al país una severa política de deflación. Es cosa que llama la atención eso de que un General haya sido elevado a las funciones de Dictador de la economía alemana; pero hay que tener en cuenta que durante estas últimas semanas las cuestiones económicas, la movilización de la economía, fueron objeto de apasionadas discusiones. El nombramiento de Goering constituye ciertamente una medida de principio. El será quien decidirá en último extremo las cuestiones referentes a las divisas, a las primeras materias, al aprovisionamiento industrial, a la organización de la producción en Alemania. El Dr. Schacht a su lado no será más que un consejero técnico. El nuevo Dictador de la economía tendrá que regular la coordinación de la actividad de los diversos Ministerios y será, por lo tanto, responsable del aprovisionamiento de Alemania en productos alimenticios.

Como se sabe, desde hace mucho tiempo existen graves divergencias sobre esta cuestión entre Walter Darré, Ministro de Agricultura, y el Dr. Schacht, que se vio obligado a destinar para la compra de substancias alimenticias una parte muy importante de las divisas proporcionadas por la exportación. Desde enero de 1936 la totalidad de las importaciones de productos alimenticios figuran, en efecto, en una estadística bajo el título de “especial”, lo que pone de relieve su importancia.

En los círculos financieros se estima que el ejercicio presupuestario, cerrado el 31 de marzo pasado, fue saldado con un déficit que rebasa la suma de 1000 millones de marcos. Para hacer las economías necesarias, el Reich se verá obligado a disminuir todos los gastos que no se refieran directamente al rearme, que es la cuestión que lo acapara todo. Goering será, por lo tanto, el que controlará estos gastos. Su autoridad personal, la confianza del Führer y el prestigio del que goza en el país le permitirán imponer esas soluciones penosas a las que se refería un artículo del “Deutsche Volwirt”, inspirado por el Dr. Schacht.

Era los círculos industriales los poderes de Goering han provocado alguna inquietud sobre el porvenir de la política económica. Se dice que el Dr. Schacht, combatido por las altas personalidades del Partido, tales como Walter Darré, Ministro de Agricultura; Dr. Goebbels, Ministro de la Propaganda, y Himmler, Ministro de Policía, se escuda ahora detrás de la brillante figura del General Goering para poder aplicar de este modo la más severa política de deflación que arrastrará al Reich a duros sacrificios que Schacht en persona no hubiese podido imponer.



Diario “La Vanguardia”; Crónica telegráfica especial del 28 de abril de 1936 en Berlín (a las 0,15).







8 comentarios:

  1. Gracias por el articulo, quisiera comentar extensamente varias partes de este articulo que son sumamente interesantes y desmenuzar con exhaustividad y rigor investigativo sus variadas formas polimorfas. Probablemente aceda al sitio mañana, primero Dios, para analizarlo con calma y un agudo sentido critico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será un honor poder contar con sus observaciones, como dice usted, primeramente Dios. He leído todos y cada uno de sus observaciones a lo largo de las publicaciones, un honor contar con ellas. Leía su comentario acerca del artículo dirigido al señor von Papen; buscaré un artículo referente a lo que usted me hiciera notar. Primero Dios, espero encontrarlo.

      Reciba un cordial saludo:

      Ana V.

      Eliminar
    2. Señorita Ana, como siempre bien amable con nosotros los lectores, muchas gracias. Como usted sabe tenía pensado que probablemente (no era seguro) iba acceder a comentar pero los impertinentes y a veces imprevistos compromisos de trabajo me obligaron a cancelar gran parte de la actividad que tenía prevista para ese día, entre ellas el estudio sistemático del Nacionalsocialismo en todas sus coordenadas históricas políticas e ideológicas (Como leer y comentar en Espejo de Arcadia, entre otras investigaciones individuales relativas). Es por ello que me vi en la imperiosa necesidad de postergarlo hasta el día de hoy.

      Señorita Ana y a todos los lectores en general, les recomiendo sumamente el blog de Artur Sala: La Ciencia que nos han Robado. Ahí este autor desafía científicamente (sin alocadas conspiraciones de ningún tipo) la Segunda Ley de la Termodinámica impuesta como dogma científico, cuestiona la labor de Einstein y pone de relieve una ciencia alternativa (realmente científica, nada que ver con maestros iluminados de Nueva Era, absolutamente nada de eso, se centra en torno a la ciencia) que parte de las observaciones y cálculos de Viktor Schauberger, Nicolás Tesla entre otras más. Igualmente se apoya en grupos de físicos disidentes que aun estando dentro de la clasificación de la academia oficial, denuncian muchas falsedades científicas. Y también menciona físicos, químicos entre otros científicos del saber humano, como han sido perseguidos fanáticamente por hablar en contra de aquello considerado una verdad ineluctable. He aquí la dirección al sitio web: http://artursala.wordpress.com/author/artursala/

      Afirma además que pudimos haber dado un salto cualitativo sino fuera por científicos de la talla de Einstein y demás Oficiales. Recordemos que los iconos presentados por la prensa democrático–capitalista–judía no son necesariamente los mejores y más destacados en sus labores diversas. No se preocupe señorita Ana por el artículo del que hablaba, pero si lo encontrara sería estupendo leerlo y analizarlo como es debido, gracias nuevamente, un honor el contar con personas educadas. Ya he visto su mensaje de correo, enseguida le daré respuesta.

      Eliminar
  2. Dicho eso, proseguiré a relatar mis impresiones en torno al artículo.

    Es de ineludible interés hacer notar con extrema vehemencia la labor que Hjalmar Schacht iba confeccionando, por así decirlo, los tejidos rotos tras las infames devastaciones político–económicas que surtieron coléricas torrenciales sobre cada capa social que componía la sociedad.

    El material coriáceo del que están hechos muchos ¨políticos profesionales¨ en oposición a los ¨estadistas¨ de antaño (quienes manejaban al Estado verdaderamente como lo que era, una estructura edificadora careciente de trastornos de tipo, por ejemplo, que el estado actué siempre como un comerciante y se comporte como cualquier otro particular que acude al banco a pedir préstamos acompañados de suculentos intereses añadidos para luego crear una especie de sobrecarga tributaria que traería como lógica vía de consecuencia, la reducción drástica del consumo, llevándose consigo aparejada al órgano económico de la producción, estancando así la economía en lo que sería apodada simpáticamente recesión.) Aquellos estadistas que sabían que el comportamiento de las interrelaciones orgánicas de la economía son meros medios para llegar a un fin, el cual es la revitalización del alma del pueblo y su bienestar.

    Manifestare que ciertamente aquí Hjalmar Schacht incurrió en un gravísimo error al querer movimientos, no del todo convincentes, pero enteramente tendenciosos de políticas deflacionarias, pues estas pueden ser todas menos positivas. La deflación que quería imponer Hjalmar Schacht tan solo denota una falta de conciencia ciudadana. En primer lugar y simplificándolo, sin ánimos de esquematizar mucho, diría que al realizar un descenso en los precios, que estos a su vez son causales implícitos de una silenciosa pero paulatina aminoración de la cantidad de dinero en circulación. Dicho de otra manera, esto simple y llanamente significa que todos los precios bajan en picada pues una valla, que por vías lógicas de consecuencia (causa–efecto), se ha impuesto dictatorialmente para hacerle imposible al consumidor acceder a los productos que ha producido. Es un grave indicador de que las personas tienen aumento insuficiente de la moneda en proporción a la producción.

    ResponderEliminar
  3. Por el otro lado, en un caso de inflación los precios al subir disminuyen de manera muy significativa el poder adquisitivo del hombre, quien ha trabajado por cuantiosas horas de jornada laboral y ahora resulta que debe reajustar su presupuesto hogareño o personal por haber producido en demasía y que el dinero, emitido por el gobierno, se vea incapacitado a responder con justas emisiones agregadas a fin de que este en perfecta coordinación con la producción y el dinero cumpla su máximo fin, en contextos económicos, que es hacer de su función distributiva una acorde con lo que el pueblo arduamente ha producido para atender la demanda efectiva. Pues acaso no todos vivimos una doble vida, trabajamos en el órgano económico de la producción y vivimos sana y gozosamente de los del consumo.

    Las eternas deudas con que muchos países se ligan al poder – Supranacional – como Salvador Borrego autodenomina a la Alta Finanza Internacional, esencialmente en manos Judías, son según las victorias que podría adjudicarles a Schacht, la eliminación de la deuda en que Alemania había incurrido. Aplicando el remedio simple pero eficaz: Los marcos intercomunicados que servirán tan solo para la adquisición de bienes y servicios en Alemania, al igual que inversiones. Como se puso soluciones simples a problemas que parecían inabordables. Sencillamente magnifico. Esos marcos bloqueados ideados específicamente para de inmediato lo que hubiera sido eterno devaluando la moneda alemana. El III Reich de Hitler tenía todas las intenciones sinceras de pagar la deuda a aquellos que se encargarían de cobrarla, empero el quid recaía en que el acreedor recibiría el dinero, con reconocimiento estatal y enteramente útil para ser empleado (invertido) en el propio territorio de ese Estado. Así se liquida la deuda pero al mismo tiempo se retribuye al crecimiento económico.

    Ahora conciban mentalmente una civilización en la que los impuestos son prácticamente inexistentes, se cuente con un Dividendo Nacional en concomitancia con la masiva producción, liberando al hombre de gran parte de su responsabilidad laboral cuyo remplazo es la Maquina. Asimismo, proyecten un escenario en el que se toman en consideración tu trabajo y los recursos que habitan en tu tierra e infieren que en ello está basada la verdadera riqueza y no en trozos metálicos de tonalidad dorada. Esta era la casi incumplida misión del Nacionalsocialismo, incumplida primariamente por la inesperada (que digo inesperada si ya estaba predestinada a suceder, si se pone un poder soberano y factico al poder judío en cualquier momento era de esperar una guerra de inmensas proporciones, pues los judíos no dejaran fácilmente el control financiero que por tantos siglos – el llamado robo de los siglos debido al fraudulento sistema bancario – se había confeccionado, hasta unir los dos tejidos, capitalismo liberal y su falso contrario el marxismo bolchevique.) guerra porque fue todo interrumpido debido al esfuerzo bélico.

    ResponderEliminar
  4. Aquí dejo un extracto de la biografía Goring del historiador David Irving:

    Había, por supuesto, muchos austriacos que no acogieron la llegada del nuevo orden con guirnaldas o exaltación. Comenzó un éxodo de comunistas austriacos. Hasta unos veinte mil nacionalistas desterrados por Schuschnigg, se desparramaban nuevamente a sus tierras nativas, sedientos de venganza. En las primeras veinticuatro horas, veinticinco mil vieneses Judíos se precipitaron en estampida a través de las fronteras de Polonia.

    "Podríamos simplemente dejar la frontera abierta", sugirió el príncipe Felipe en el teléfono a Göring. -Podríamos así, deshacernos de toda la escoria. Göring estuvo de acuerdo, enseguida recordó sus obligaciones fiscales como jefe del Plan Cuatrienal: "Pero no para aquellos con cualquier divisa. . . .Los Judíos pueden irse, pero tendrán que dejar atrás su dinero. Todo es robado de todos modos. "

    ResponderEliminar
  5. Aqui pongo tambien:

    Los diez mandamientos de la Alta Finanza Internacional

    Siempre darás mas , a los que tienen demasiado, y, siempre menos, a los que tienen poco.

    Adoraras al Señor Cifra con toda tu alma, con todo tu corazón y con todas tus fuerzas, y rechazarás a aquellos que honran la vida y los hombres.

    Celebrarás la grandeza de tu Dios cifra, con gráficos de curvas ascendentes y con cálculos de porcentajes.

    Cultivarás el crecimiento de la cifra y lo proclamarás a todos los pueblos de la tierra como una virtud cardinal.

    Si tu mano derecha, hace una ofrenda humanitaria, asegurate que tu mano izquierda ha cogido cien veces el valor de esta ofrenda.

    Cunado la grandeza del Señor Cifra se debilita, impón a los pueblos una gran penitencia.

    La vida es una salvajada barbarie, la destruirás para transmutarla en una grande Cifre de Oro y los humanos serán subyugados.

    Instalarás un altar en cada casa para que cada familia pueda escuchar por las noches, la verdad del mundo proclamado por los grandes curas.

    Formarás el espíritu y orientarás el alma de los hombres hacia el paraíso de la abundancia de tu Señor Cifra promete en la tierra.

    Abrogarás todas las leyes que permiten la diversidad perversa de la Vida, para hacer triunfar la Ley única de la Cifra de Oro en toda su pureza.

    ResponderEliminar
  6. En esto podemos ver el embrión de la futura agencia monolítica del Reich conocida como el Plan Cuatrienal. Tanto Blomberg y Schacht habían visto ingenuamente en el general, a una suerte de rollizo testaferro popular para adornar sus propias oficinas. Pero tan pronto había suscrito Hitler el decreto secreto que la figura decorativa se avivo, trepó a bordo, y se apoderó de las riendas. Pese a la confidencialidad del decreto, Göring lo hizo público y, para disgusto de los preocupados ministerios, creó una nueva agencia llamada 'Primer Ministro General Göring de Materias Primas y Unidad de Moneda Extranjera.

    Es indudable que si él tuviera la opción, habría elegido ser recordado como el ejecutor del Plan de Cuatro Años de Hitler. Halagado por el interrogador y financiero americano Herbert Dubois en 1945, quien le dijo que el plan era considerado como una "institución muy interesante” – Göring sonrió.

    'Nunca he sido un hombre de negocios – le confesó nostálgicamente. "Y esto fue algo completamente nuevo para mí. Mi trabajo consistía en organizar la economía alemana y emplea mi energía para conseguir que las cosas comenzaran. A través de los años aprendí mucho. Mi función principal consistía en salvaguardar el suministro de alimentos. . . y hacer a Alemania autosuficiente. Los elementos más importantes fueron el hierro, el petróleo, y el caucho.

    Él era inocente de cualquier capacitación formal en economía pero no tardó en descifrar la clave de todo ello y al poco tiempo alardeó ante Hitler que el dominio exclusivo del Dr. Schacht no era un santo misterio. Schacht encontró que sus sagradas teorías económicas quedaron invalidadas e ignoradas, y un muro de hostilidad surgió entre los dos hombres. En el primero de una serie de conferencias sobre "divisas de intercambio ' convocada durante Mayo y junio de 1936, Göring empujo y engañó. Schacht, afrentado en su vanidad, se negó incluso a asistir a la primera de ellas, celebrado en la mañana del 12 de mayo, y prohibió a cualquiera de sus departamentos a ayudar al nuevo 'dictador'.

    Sin embargo, Schacht se encontró con pocos aliados, y condescendió poner una apariencia aquella tarde en el 'Pequeño Gabinete de Göring – como el Consejo de Ministros Prusianos empezó a conocerse – esgrimiendo consigo una nueva Directiva del Führer, que, según él, suplantaba la de Göring. No obstante, Schacht tendría que escuchar impasiblemente (y en silencio) como su rival predicaba su nuevo evangelio económico – poniendo primero las exportaciones para obtener divisas extranjeras, y seguido de los proyectos destinados para atender las necesidades de materias primas del Reich con sus recursos nativos. La implicación era obvia. Göring estaba tramando una economía de asedio para una futura guerra, y a Schacht le disgusto...

    Fuente: Göring, David Irving.

    ResponderEliminar

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!