viernes, 26 de julio de 2013

JOSEPH GOEBBELS 43 (color): "Es un gran error suponer que los plutócratas de Inglaterra cayeron en la guerra en contra de su voluntad. Querían la guerra y utilizaron todos los recursos. Inglaterra no apoyó al gobierno polaco por principio o por razones humanitarias. Vemos en Inglaterra a un ejército de millones de empobrecidos, socialmente esclavizados y personas oprimidas. El trabajo infantil sigue siendo un hecho allí. Le declaró la guerra al Socialismo alemán, ya que pone en peligro sus intereses capitalistas."



LA CULPABILIDAD DE INGLATERRA (Parte 1)

Es un gran error suponer que los plutócratas de Inglaterra cayeron en la guerra en contra de su voluntad o en contra de sus intenciones. Lo contrario es cierto. Los belicistas ingleses querían la guerra y utilizaron todos los recursos a su disposición a través de los años para llevarla a cabo. Ellos seguramente no se sorprendieron por la guerra. La Plutocracia inglesa no tenía otro objetivo más que dar rienda suelta a la guerra contra Alemania en el momento adecuado, y esto desde que Alemania comenzó a buscar una vez más a ser una potencia mundial.

Polonia tenía muy poco que ver con el estallido de la guerra entre el Reich e Inglaterra. Fue sólo un medio para un fin. Inglaterra no apoyó al gobierno polaco por principio o por razones humanitarias. Esto es claro debido del hecho de que Inglaterra no dio a Polonia ni la más mínima ayuda de cualquier tipo una vez que comenzó la guerra. Tampoco Inglaterra tomó ninguna medida contra Rusia. Lo contrario, de hecho. El  clique de guerra londinense hasta hoy día, ha tratado de llevar a Rusia a la campaña de agresión contra Alemania. El cerco de Alemania mucho antes del estallido de la guerra fue la política tradicional Inglesa. Desde el principio, Inglaterra siempre ha dirigido su principal poderío militar contra Alemania. Nunca podía tolerar un fuerte Reich en el continente. Justificó su política al afirmar que quería mantener un equilibrio de fuerzas en Europa.

Hoy en día hay otra razón. Los belicistas ingleses la ocultan. Es groseramente egoísta. El primer ministro inglés anunció el día que comenzó la guerra, que la meta de Inglaterra era destruir el Hitlerismo. Sin embargo, definió al Hitlerismo de una manera distinta de como la Plutocracia inglesa realmente la ve. Los belicistas ingleses afirman "que el Nacional-Socialismo quiere conquistar el mundo; que ninguna nación está segura contra la agresión alemana; que debe acabarse con el hambre alemán por el poder". El límite se produjo en el conflicto con Polonia. En realidad, sin embargo, hay otra razón para la guerra entre Inglaterra y Alemania. Los belicistas ingleses no pueden decir seriamente que Alemania quiere conquistar el mundo, particularmente en vista del hecho de que Inglaterra controla casi dos terceras partes del mundo. Y Alemania desde 1933 nunca ha amenazado los intereses ingleses.

Así que, cuando Chamberlain dice que Inglaterra quiere destruir el Hitlerismo en esta guerra, él está en un sentido errado. Pero en otro sentido, está diciendo la verdad. Inglaterra no quiere destruir el Hitlerismo. Inglaterra ve al Hitlerismo como el actual estado interno del Reich, que es una espina en el ojo de la Plutocracia Inglesa.

Inglaterra es una Democracia capitalista. Alemania es un Estado Popular Socialista. Y no es el caso que pensemos que Inglaterra es el país más rico del mundo. Hay Lores y ciudadanos en Inglaterra, que en realidad son los hombres más ricos de la tierra. Las masas, sin embargo, ven poco de esta riqueza. Vemos en Inglaterra a un ejército de millones de empobrecidos, socialmente esclavizados y personas oprimidas. El trabajo infantil sigue siendo un hecho allí. Ellos sólo han oído hablar de programas de bienestar social. El Parlamento discute de vez en cuando la legislación social. En ningún otro lugar hay tan terrible y espantosa desigualdad que en los suburbios ingleses. Las personas con buena educación no hacen caso de ella. Si alguien habla de ello en público, la prensa, que sirve a la Democracia plutocrática, le tilda rápidamente de la peor clase de sinvergüenza. Ellos no dudan en hacer grandes cambios en la Constitución, si son necesarias para preservar la Democracia capitalista.

La Democracia capitalista sufre de cada posible enfermedad social moderna. Los Lores y la ciudad pueden permanecer los más ricos de la tierra, solo porque constantemente mantienen su riqueza mediante la explotación de sus colonias y la preservación de la pobreza increíble en su propio país. Alemania, por su parte, ha basado sus políticas nacionales sobre los principios sociales nuevos y modernos. Es por eso que es un peligro para la Plutocracia Inglesa. También es la razón por la cual los capitalistas ingleses quieren destruir el Hitlerismo. Ven el Hitlerismo como todas las reformas sociales generosas que se han producido en Alemania desde 1933. Los plutócratas ingleses temen con razón, que las cosas buenas son contagiosas, que pudieran poner en peligro el Capitalismo Inglés.

Es por esto que Inglaterra declaró la guerra a Alemania. Ya que estaba acostumbrada a dejar que otros luchen sus guerras, esta veía al continente europeo para encontrar a los que estarían dispuestos a luchar por los intereses de Inglaterra. Francia estaba dispuesta a asumir esta tarea degradante, ya que el mismo tipo de gente gobierna Francia. Ellos también estaban listos para una guerra de razones egoístas. La Democracia europea occidental es, en realidad, sólo una Plutocracia europea occidental que gobierna el mundo. Le declaró la guerra al Socialismo alemán, ya que pone en peligro sus intereses capitalistas. Un drama similar se inició en 1914. Inglaterra tuvo más suerte durante estos cuatro años y medio de lo que está teniendo hoy. Las naciones de Europa no tenían oportunidad de ver lo que estaba sucediendo. Las naciones de la Europa de hoy no tienen ningún deseo de jugar el mismo papel que desempeñaron durante la (Primera) Guerra Mundial. Inglaterra y Francia están solas. Sin embargo, Inglaterra está intentando una vez más hacer la guerra sin hacer ningún sacrificio personal. 


Dr. Paul Josef Göbbels; publicado en el semanario ilustrado del NSDAP "Völkischer Beobachter", 1939. Página 14.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!