miércoles, 21 de agosto de 2013

RUDOLF HESS 26 (color): "Como en una visión, dijo que vendría el día en que la bandera del nuevo movimiento ondearía como símbolo victorioso de una nueva Alemania: Nacional y Socialista. Sólo habían dos posibilidades: o bien dejar inmediatamente a aquél "loco" o asumir yo su misma convicción: ¡Este hombre o ninguno salvará a Alemania! La débil planta, a partir de la cual se hizo el robusto árbol que resistió todas las tormentas."


EL FÜHRER ADOLF HITLER 

"Nunca me ha sido tan difícil un discurso como este, ya que resulta difícil tener que fundamentar algo, que en sí es una evidencia, como la sucesión de Hindenburg por Adolf Hitler. Cuando alguien como yo ha mantenido durante 14 años la convicción de que nadie como ese hombre tejería los destinos de Alemania y cuando esta convicción se afianzaba de año en año de acuerdo con lo mantenido, superando una serie interminable de luchas sobre el caudillaje de Adolf Hitler, resulta verdaderamente difícil colocarse hoy, después de la realización práctica de lo prometido durante 14 años, y buscar los distintos motivos que deben justificar el que Adolf Hitler sea ya el supremo y único Führer del Pueblo alemán.

Tuve la suerte, ya sea por casualidad, ya por el destino, de entrar en el verano de 1920 en una habitación pequeña de la Sterneckerbräu, en Munich, en la que un hombre, hasta entonces completamente desconocido para mí, un cierto Adolf Hitler, daba una conferencia ante una docena de personas. Una conferencia que clara, lógica y convincentemente desarrollaba un nuevo programa político. Este hombre decía lo que yo, propia y vagamente sentía, después de mi regreso de la guerra, como condición previa para la salvación de la nación.

Él esquematizó una nueva Alemania que estaba de acuerdo con los corazones de los soldados del frente, una Alemania de la cual supe repentinamente: ¡Así tenía que ser! Este hombre unía a una vehemencia arrebatadora, una lógica convincente y un conocimiento sorprendente de la materia. Emanaba de él una fe increíble, nunca antes había experimentado tal cosa.

Especialmente curioso era que yo y otros oyentes de sentido común no nos riésemos a carcajadas cuando él, con toda seriedad y con exiguo séquito, como en una visión, dijo que vendría el día en que la bandera del nuevo movimiento, para cuya victoria él luchaba, ondearía sobre el Reichstag, sobre el Palacio de Berlín, incluso sobre cada casa alemana, como símbolo victorioso de una nueva Alemania: Nacional y Socialista.

En aquél momento, entonces en la Sterneckerbräu sólo habían dos posibilidades: o bien dejar inmediatamente a aquél "loco" o, como hice, asumir yo su misma convicción: ¡Este hombre o ninguno salvará a Alemania! Expresé mi convicción a un amigo con las mismas palabras y desde la misma noche fue el admirador más ardiente y el seguidor más abnegado del Führer.

Cuando entonces y muchos años después el resto del mundo se reía y se burlaba y cuando los periódicos escupían su veneno y su sarcasmo sobre este "loco", nada en el futuro podía perturbar mi fe ni mi disposición a dar todo por este hombre, ya que ni él si su misión eran alocadas. Todavía lo recuerdo, como si fuera hoy, cuando poco después del primer encuentro le visité en su pequeño cuchitril subarrendado de Munich y en un fuerte enfado tiró al suelo un periódico muniqués, que intentaba reírse de él y de su idea, y me dijo: "¡Ya demostraré si hay que tomarme o no en serio!"

Pero por fortuna, ellos, sus enemigos, no le tomaron en serio, ni entonces, ni mucho después. Este fue el peor error de sus enemigos, pues no supieron reconocer con suficiente antelación el peligro que Adolf Hitler representaba para ellos. Así desperdiciaron el tiempo en el cual podía aún haber sido posible hacerle inofensivo a él y a su pequeño grupo de seguidores, pisar a la débil planta, a partir de la cual se hizo el robusto árbol que resistió todas las tormentas."


Rudolf Walter Richard Hess; discurso del 14 de agosto de 1934.







9 comentarios:

  1. En atención al lector Pedro Mariano he querido compartir esta nota sobre el Sr. Hess, esperando sea, a su vez, del agrado de todos los lectores. Saludos cordiales y un agradecimiento como siempre por seguir este espacio que es de todos.

    Ana V.

    ResponderEliminar
  2. Hola. Llegué por casualidad a tu blog y me ha llamado la atención que digas ser católica y nacionalsocialista. Me gustaría saber, como tal, que opinión te merecen estas declaraciones del nazi chileno Miguel Serrano:

    No se puede ser nacionalsocialista, hitlerista, y a la vez cristiano. Esto tenemos que entenderlo bien y de una vez, porque si no, todo permanecerá a medio camino y el combate no se habrá planteado contra el Enemigo en los términos exactos.

    Tampoco el propio Hitler tenía una buena opinión del cristianismo (como queda patente en el libro "Las conversaciones privadas de Hitler").

    Gracias de antemano. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Néstor, muy buena tarde. Para comenzar te agradezco tu visita y tu aportación al espacio. En efecto, tratar el tema religioso suele resultar siempre muy controversial y más cuando se toca este tipo de situaciones. Como habrás leído en el inicio de mi perfil yo soy partidaria de la concepción Nacional-Socialista, y si bien naturalmente siento admiración por Adolf Hitler dados los frutos en materia económica, política y social de su entonces gobierno, no menos importante es remarcar que en la concepción NS, el Líder del Pueblo no sólo es eso, sino que precisamente también pertenece al pueblo, por ende, su propia manera de pensar. Mucho se ha hablado sobre la inclinación religiosa de Hitler y desde luego yo tengo mi opinión. Para quienes digan que Hitler no sentía simpatía por el Cristianismo y más específicamente por el Catolicismo les respeto su forma de pensar, de cualquier modo les respondería que de ser así no veo inconveniente alguno, pues la doctrina de Hitler remarca el respeto a la inclinación religiosa de los individuos por parte del Estado; y como ya expresé arriba, el NS remarca que el Führer también es un miembro del pueblo. Por lo tanto, en mi opinión, está en su derecho de pensar y creer en religión alguna.

      La propuesta política de Hitler es “Mi Lucha” y de aquí se sacan datos interesantes..

      “El pastor protestante como el sacerdote católico, ambos contribuyeron resueltamente a mantener el espíritu de nuestra firmeza, no sólo en el frente de batalla, sino ante todo en los hogares.”

      “¿Era factible, o no, conservar el acervo germánico en Austria bajo la tutela de la religión católica? Si se contestaba afirmativamente, este partido político jamás debió mezclarse en cuestiones religiosas o de orden confesional y si, por el contrario, era negativa la respuesta, entonces debió haberse propiciado una reforma religiosa, pero nunca un partido político. (…) En realidad no se puede servir a dos señores, (…). Es cierto que en todas las épocas hubo individuos sin conciencia que no tuvieron vergüenza de hacer de la religión un instrumento de sus intereses políticos (pues es eso de lo que se trata casi siempre y exclusivamente entre tales mentirosos). Entre tanto, es erróneo interpretar la religión, o el credo, en función de una manada de bribones que hacen de ello mal uso, de la misma forma que podrían poner cualquier otra cosa al servicio de sus bajos instintos. (…).Estos astutos zorros saben bien que eso nada tiene que ver con la religión. (…). En otro sentido, sería también injusto considerar a la religión o incluso a la Iglesia como responsable de los desatinos de cualquier individuo. (...)

      Entre tanto, por cada indigno de esos, existen por otro lado, miles y miles de curas honestos, dedicados de la manera más fiel a su misión que, en nuestros tiempos actuales, tan mentirosos como decadentes, se destacan como pequeñas islas en un pantano general. Tampoco condeno o debo condenar a la Iglesia por el hecho de que un sujeto cualquiera de sotana cometa alguna falta inmunda contra las costumbres, cuando muchos otros ensucian y traicionan a su nacionalidad, en una época en que eso ocurre frecuentemente. (…). Los partidos políticos nada tienen que ver con las cuestiones religiosas, mientras éstas no socaven la moral de la Raza; del mismo modo, es impropio inmiscuir la Religión en manejos de política partidista. Cuando dignatarios de la Iglesia se sirven de instituciones y doctrinas para dañar los intereses de su propia nacionalidad, (…). Las doctrinas e instituciones religiosas de un pueblo debe respetarlas el Führer político como inviolables; de lo contrario, debe renunciar a ser político y convertirse en reformador, si es que para ello tiene capacidad.”

      Eliminar
  3. “Si la vida religiosa en Alemania antes de la guerra había adquirido para muchos un sabor desagradable, no se debía esto a otra cosa más que al abuso cometido con el cristianismo por un partido político llamado "cristiano" y por el descaro con que se trató de identificar a la religión católica con un partido también político.”

    “Católicos y protestantes habían entrado en reñida controversia y el enemigo mortal del mundo ario y de la cristiandad, celebraba así su triunfo.”

    “A pesar de ello, esas dos confesiones, lejos de combatir al destructor de la especie, tratan sólo de aniquilarse mutuamente. Justamente el hombre de sentimientos nacionalistas debería tener la sagrada obligación, cada uno dentro de su propio credo, de cuidar y no sólo de hablar de la voluntad de Dios, sino también de cumplirla, no permitiendo que la obra de Dios sea deshonrada.”
    “El más ferviente protestante puede alinearse al lado del más ferviente católico, sin que jamás surjan para ellos problemas de conciencia por su convicción religiosa.”

    “24.- Exigimos libertad para todas las denominaciones religiosas dentro del Estado mientras no representen un peligro para éste y no militen contra los sentimientos morales de la raza alemana. El Partido defiende, en su carácter de tal, la idea del cristianismo positivo, mas no se compromete, en materia de credo, con ninguna confesión en particular. Combate el materialismo judío filtrado entre nosotros y está convencido de que nuestra Nación no logrará la salud permanente sino dentro de sí misma y gracias a la aplicación de este principio.”

    Tengo muchos deseos de profundizar en futuras publicaciones sobre el “Cristianismo Positivo”. Por otro lado, de que había miembros paganos eso no debato y no veo inconveniente alguno, todo lo contrario, a mi parecer sería bueno que existiera en nuestra sociedad la tolerancia religiosa. En cuanto a la política diré que Goebbels tiene mucha razón cuando expresa que el NS es una idea que debe ir evolucionando. Por supuesto, él habla del NS alemán. El NS de otro país, si bien debe contener la esencia, debe adaptarse a la peculiaridad de la raza determinada. A propósito de la Raza también he publicado en la sección “Raza” artículos relacionados a esta temática.

    Muchos saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana, buenos días.

    He leído Mi lucha y, en mi opinión, esas declaraciones conciliadoras del cristianismo católico y protestante se deben a un puro pragmatismo: Hitler ya había decidido llegar al poder por la vía democrática, y si la mayoría de los alemanes en aquellos días eran cristianos (tanto católicos como luteranos), Hitler no podía atacar abiertamente el cristianismo en general ni decantarse por una corriente u otra.

    En el libro que he citado en el comentario anterior, Hitler habla ya desde el poder (lo cual creo que es importante tener en cuenta) y dice cosas como estas:

    "El golpe más duro para la humanidad es el cristianismo. El comunismo es hijo del cristianismo. Son todo invenciones de los judíos."

    "Burgdorff acaba de pasarme una publicación que trata de las relaciones entre comunismo y cristianismo. Es tranquilizador ver que, incluso en estos días, la inteligencia humana cada vez percibe más claramente la fatal relación entre ambos."

    Lo cual va en concordancia con las declaraciones del NS chileno Miguel Serrano que he citado anteriormente. Si no has leído "Las conversaciones privadas de Hitler" te lo recomiendo encarecidamente. Son declaraciones de primera mano del Führer.

    Leeré con mucho gusto tus futuros artículos sobre el Cristianismo Positivo.

    Recibe un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, "Mi lucha" - como ya había yo comentado y tú lo recalcas - es una propuesta política, y como toda propuesta busca el apoyo de la mayoría, si es que a sistema democrático nos referimos. No diré mucho respecto a las valiosísimas citas que en "Conversaciones Privadas de Hitler" me has expuesto, pues la mayoría de los que hemos entrado a estudiar esta cuestión, sin duda ya las habíamos revisado, muchas gracias por tu recomendación, significa mucho.

      Si bien Hitler enaltece el Cristianismo en su libro, debe notarse que así como lo enaltece también le critica. De sobra sabemos, la intromisión de los religiosos en el ámbito político y el Estado. Hitler sin duda - como muchos, o incluso yo - veía con desacuerdo este comportamiento de parte del clero, pues religión y política son dos cosas que deben estar bien delineadas: "Dar al César lo que es del César y a Dios lo que es Dios". Las declaraciones en contra de este proceder se resaltan mucho en su libro, y no es raro que al final - tras un periodo de riña entre ambos sectores, incluso hasta a los años de la II Guerra Mundial - Hitler mirara todo esto con recelo, catalogándolo como un dogma mentiroso (en cuanto a los individuos inmiscuidos en ello).

      Existieron varios partidarios católicos y protestantes, y aún pese a que Goebbels fuese excomulgado, también fue un defensor del Cristianismo, sobre todo frente a Rosenberg. Muy recomendable leer "El Reich Sagrado".

      Te deseo un excelente día. Espero seguir contando con tus aportaciones que son bienvenidas. Disculpa mi tardanza (en general para los lectores), he tenido algunos días agitados. Saludos cordiales.

      Ana V.

      Eliminar
  5. nuevas revelaciones de la mentira

    The Independent Jueves, 05 de septiembre 2013



    El prisionero de mas larga duración de la paz Rudolf Hess fue un suicidado ordenado por el gobierno británico, temerosos de lo que podría decir, documentos pertinentes en el caso permanecen sellados.

    LONDRES - Scotland Yard dio los nombres de los agentes británicos que presuntamente asesinaron al Nacional Socialista Rudolf Hess en la prisión de Spandau , pero se aconseja a los fiscales no seguir adelante con sus investigaciones, según un informe de la policía recientemente publicado.


    Escrito dos años después de la muerte de Hess en 1987, el documento clasificado esboza una investigación altamente sensible a las demandas de un cirujano británico que una vez habían tratado lugarteniente de Adolf Hitler que, fue asesinado por los británicos para preservar secretos durante la guerra. Lanzado bajo la Ley de Libertad de Información, el informe parcialmente redactado por el inspector jefe Howard Jones reveló que el cirujano - Hugh Thomas - le había proporcionado los nombres de los dos sospechosos proporcionados por un empleado del gobierno responsable de la formación de los agentes secretos. Retenido durante casi 25 años, el informe ha sido archivado por orden de contraterrorismo del Yard tras consultar con otro Gobierno y los departamentos de gobiernos extranjeros.

    La muerte de Hess en Berlín a la edad de 93 después de que supuestamente colgado a sí mismo con un cable en una casa de verano en los terrenos de Spandau ha sido controversial, con afirmaciones de que estaba demasiado enfermo para cometer suicidio y una nota de despedida a su familia que había, de hecho, escrito 20 años antes.

    The Yard fue llamado en 1989 después que el Sr. Thomas, un ex cirujano militar eminente basado anteriormente en Spandau, avanzó la extraña afirmación en un libro que Hess era en realidad un impostor enviado por el Nacional Socialismo a Gran Bretaña en 1941, y su asesinato se llevó a cabo por dos asesinos británicos disfrazados de militar estadounidense.
    Assassins ordenó matar a Hess

    En su posterior informe de 11 páginas, el Sr. Jones dijo que los nombres de dos presuntos sospechosos pasaron a él por un informante que era un ex miembro de las SAS y tenía el papel de la formación de personas para las operaciones encubiertas o de espionaje.

    Antes de su muerte, la especulación ha estado creciendo en cuanto que Hess podría ser puesto en libertad debido a un veto por la Unión Soviética, que durante décadas había insistido en un régimen severo de Hess, incluyendo lo que le obligó a lavarse las manos en la taza del inodoro, puede ser revocada por Mikhail Gorbachov.

    El Sr. Jones escribió: el señor Thomas había recibido información de que dos asesinos habían recibido la orden en nombre del Gobierno británico para matar a Hess con el fin de que no debía ser puesto en libertad y libre para exponer los secretos relativos a la conspiración para derrocar al gobierno de Churchill.


    El oficial encontró que no había mucha sustancia a las reclamaciones de asesinato del Sr. Thomas, pero sugirió que se deben hacer esfuerzos para localizar y entrevistar a los presuntos asesinos junto con otros testigos para asegurar que se han investigado a fondo .

    No se sabe si los dos sospechosos fueron localizados después de que el informe fue presentado a la Fiscalía de la Corona en mayo de 1989.

    Pero en los seis meses de la investigación se declaró clausurada después el entonces Director de la Fiscalía Pública de Sir Allan Green, QC, informó que otras investigaciones no eran necesarias.

    En noviembre de 1989, Sir Nicholas Lyell, el fiscal general, dijo al Parlamento: las investigaciones realizadas por el Jefe Detective Superintendente Jones han producido ninguna evidencia convincente que sugiera que Rudolf Hess fue asesinado, ni, en opinión del Director del Ministerio Público, ¿hay alguna base para una mayor investigación ".

    ResponderEliminar
  6. Excelente sitio estimada camarada, mis más sinceros reconocimientos a su forma altruista de desarrollar la gran temática del NS. en todas sus amplias manifestaciones políticas, filosóficas, culturales y social-racial.
    Antes que nada siento la obligación moral de pronunciar que nuestro Führer SÍ defendió a la Iglesia Católica y por ende al Cristianismo, quién afirme lo contrario es o bien un ignorante o bien es un mitómano (MENTIROSO).
    Es impresionante ver como el mundo moderno se basa en falsos dogmas que engañan a la mayoría de la población mundial: El mito del "holocausto judío", el evolucionismo, el ex-heliocentrismo (ahora llamado pomposamente como "relatividad"), las leyendas negras anti-cruzadas, anti-españolas, anti-inquisición, la mentira del "terrorismo de estado", el "calentamiento global" y tantas otras mentiras.
    Todos estos mitos pertenecen a deformaciones paganas pro-judeícas e ignorantes mal intencionadas, creadas por Satanás y sus seguidores, sus hijos mundanos y carnales (incluyendo a muchos fariseos de diversas confesiones que se dicen "cristianos" ¡oh! ..que falacia MÁS GRANDE E IRRISORIA!!!..
    La enciclopedia que nos muestra en forma descarada la "Historia Oficial", es una falsa historia manipulada y tergiversada en forma vergonzosa por parte de la alianza vencedora de la II Guerra Mundial (Anglo-americana, israelí y ex-URSS), increíblemente cuenta con el apoyo de la mayoría de los gobiernos mundiales, con el apoyo de casi el 100% de las organizaciones y asociaciones judías sionistas, capitalistas, comunistas y masónicas (todas ellas influenciadas y sometidas por el "pueblo elegido" o pueblo del SIÖN).
    Volviendo a nuestro tema central: El líder del NSDAP era un fiel y devoto católico y por más que cientos pseudo-argumentos de que nuestro Führer era ateo, era judío, era homosexual, era negro, era masón y puro bla,bla,bla... esas son puras MENTIRAS, el III Reich Adolf Hitler era Católico Apostólico Romano, GUSTE O NO!!!, ESA ES LA MÁS PURA VERDAD!!!
    Nuestro Führer fue la persona más difamado, calumniado e injuriado del siglo XX, y lamentablemente de él se seguirán diciendo odiosas y absurdas MENTIRAS (incluso contradictorias entre sí),
    No impacientar ya llegará el momento en que toda la verdad se conocerá, ¡LA VERDAD Y NADA MÁS QUE LA VERDAD!, que será cuando nuestro Señor Jesucristo regrese en la PARUSÍA y con el todo un Ejército Celestial de Santos y Héroes de la Humanidad, incluyendo a nuestro Führer Adolf Hitler, y ahí ya verán todos los mentirosos y borregos de Lucifer. Nuestro Señor Jesucristo vendrá a abolir a todos los farsantes reyes de la tierra y a su pérfido líder el Anticristo.
    ¡AL FINAL DIOS HARÁ JUSTICIA!

    SS aludos romanos 14.88 23.16, desde Uruguay (tierra 100% blanca ARIA), estimada camarada!

    ¡SIEG HEIL! ¡HEIL HITLER!

    ¡¡¡GOTT MITS UNS!!!



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Boris 88.
      Un agradecimiento sincero por visitar Espejo de Arcadia. Excelente aportación y siempre son bienvenidos todos y cada uno de los comentarios de los amables lectores que desean, comparten y estudian lo relacionado a la historia del siglo pasado.

      En lo personal, me gustaría seguir contando con su presencia en este espacio, que como siempre he dicho, nos pertenece a todos.

      Reciba un gran saludo desde México.

      Ana V.

      Eliminar

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!