martes, 13 de agosto de 2013

SITUACIÓN RELIGIOSA-INTELECTUAL: "El Régimen Hitleriano es consciente de que esta oposición es una necesidad para poder proseguir con la lucha para la afirmación de la doctrina Nacional-Socialista. Cuenta cada día más con la clase media y con los obreros, incluso los ex-marxistas."

Viktor Lutze

EN LUCHA DE LA UNIDAD NACIONAL

La situación religiosa en Alemania parece presagiar un recrudecimiento de las luchas pasadas. Es público que los estudiantes de los cuerpos aristocráticos de Saxe se han burlado públicamente de Hitler. En el centro y sur de Alemania, los jefes de la agrupación de ex combatientes «Cascos de Acero», son destituidos, condenados a prisión y numerosos grupos locales disueltos por la policía, acusados de sabotear la unidad nacional. La lucha contra la llamada reacción negra se manifiesta muy viva, debido sobre todo a que ciertas personalidades dirigentes del Reich se muestran más y más públicamente contrarios a las confesiones cristianas. La celebración de la fiesta pagana del solsticio y las declaraciones de simpatía para el Paganismo, de personalidades como Baldur von Schirach, Hermann Goering, Henrich Himmler, Alfred Rosenberg, despertaron profunda aversión por parte de los elementos cristianos alemanes. Los pastores de la Iglesia confesional han pronunciado recientemente palabras de crítica y condena contra el espíritu pagano de las juventudes Nazis. Actualmente la situación evoluciona muy en contra de los elementos católicos. Acusan a determinados círculos católicos de proseguir la política del partido del Centro y sabotear el régimen. En recientes juicios contra estos elementos, se les ha reprochado de manejos contra la comunidad nacional y que las asociaciones católicas han favorecido ciertas campañas comunistas.

Los recientes acontecimientos de Munich, en que los Nacional-Socialistas convocaron una gran manifestación para protestar contra unas palabras del obispo, muestran abiertamente el rencor de ciertos círculos Nazis. En las Universidades, la resistencia contra el Nacional-Socialismo es muy dura. Los Nacional-Socialistas han pedido la adhesión de los cuerpos de estudiantes a los principios Hitlerianos. En los centros intelectuales y artísticos se muestran disconformes con la concepción de Goebbels del Arte y la Literatura, y afirman que colocan el talento y la sinceridad de sus convicciones por sobre de sus ideas políticas. La política social atraviesa una dura oposición, tanto de patronos como de obreros. La cifra de los obreros sin trabajo ha bajado considerablemente, pero en los círculos patronales y obreros se indica que se ha logrado a costa de grandes sacrificios por parte tanto de patronos como de obreros. La demostración de la oposición de ciertos círculos industriales, es la prohibición de la revista patronal «Faherbrise». Todas estas oposiciones, indudablemente, revisten importancia, aunque debe tenerse en cuenta que el régimen Hitleriano es consciente de que esta oposición - que el mismo régimen ha contribuido a crear - es una necesidad para poder proseguir con la lucha para la afirmación de la doctrina Nacional-Socialista. Y que si bien, el régimen sabe que ha perdido apoyo de parte de ciertos círculos aristocráticos y católicos, en cambio, cuenta cada día más con la clase media y con los obreros, incluso los ex marxistas. [1]

La creciente agitación de varias comunidades católicas, especialmente en el Sur de Alemania, contra las Tropas de Asalto, ha tenido por resultado que se hayan producido varios incidentes en las proximidades de Münster, que han culminado en el pueblo religioso de Borken con una profanación. Los Nazis afirman que la profanación consiste en prender fuego a un altar que fue hecho por miembros de la organización católica, que dejaron expresamente indicios para poder acusar a las fuerzas de asalto. Estos Incidentes han motivado una orden severa del jefe de las tropas de Asalto, Viktor Lutze, quien ha advertido a esas comunidades que cesen en su agitación confesional contra las Tropas de Asalto. La investigación practicada prueba claramente que la profanación de Borken fue hecha por el enemigo con el propósito de arrojar la culpa sobre las Tropas de Asalto. Las Tropas de Asalto están determinadas a que su emblema no sea manchado, y tanto los culpables como sus colaboradores, serán castigados. [2]

La delegación de ex combatientes británicos llegada ayer en la tarde a esta ciudad está compuesta por el comandante Fetherstone-Godley, el coronel Crosfield, el coronel Murray, el capitán Hawes y otros miembros, habiendo sido saludada en la estación por el conde Stahmer, representante de von Ribbentrop y un representante de la Asociación Alemana de ex Combatientes. También asistió el príncipe Albrecht de Prusia, primo lejano del ex Káiser. Al descender del tren, los ex combatientes británicos que ostentaban todas sus condecoraciones sobre el traje se vieron rodeados por una gran multitud que les saludó efusivamente. A los saludos Hitlerianos, los ex combatientes ingleses contestaban descubriéndose. El hotel Kaiserhof, donde se hospedaban los ingleses ostentan las banderas de ambos países. [3]


Agencias “Fabra” [1], “United Press” [2], “Havas” [3]; 15 de julio de 1935.







2 comentarios:

  1. EN TAL DÍA COMO HOY, VIGÉSIMO SEXTO ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE RUDOLF HESS LE RENDIMOS HOMENAJE EN TWITTER CON #HESSPRESENTE Y EN HTTP://DESPERTARESPANA.BLOGSPOT.COM

    HEIL HITLER!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal Pedro Mariano:

      Muchas gracias por visitar a Espejo de Arcadia. En breve estaré haciendo una publicación del Sr. Rudolf Hess. Muchos saludos!!!

      Ana V.

      Eliminar

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!