viernes, 6 de septiembre de 2013

SS Y SA: "La Guardia Negra se ha convertido en una verdadera Guardia Pretoriana."


LA GUARDIA NEGRA Y LAS TROPAS DE ASALTO

En Berlín, los Nazis reducen calladamente los efectivos de las Tropas de Asalto. El Cuartel General de Munich va eliminando, de acuerdo con órdenes recibidas de Berlín, bastantes camisas pardas por motivos que pueden ser la falta de interés o ausencia a los entrenamientos, etc.

Algunos pasan a la Reichwehr, otros a las Camisas Negras, la guardia especial de Hitler; pero la mayoría de los eliminados ingresan en los batallones obreros. [1]

En Berlín, al manifestarse una cierta actividad en las milicias hitlerianas, en el Oeste de Alemania, Víctor Lutze, sucesor de Roehm, en calidad de Comandante en jefe de las Secciones de Asalto, ha reunido en Darmstadt a los jefes de las milicias Nazis de la región del Oeste del Rhin. No se ha publicado ningún detalle sobre esta reunión.

Por otra parte, Himmler, Jefe de las Tropas de Seguridad, que desde el 30 de junio son autónomas, ha reunido también a los jefes de las llamadas formaciones “negras”, en el viejo castillo de Marksburgo, cerca de Coblenza. Se pretende saber que en esta ocasión, Himmler pronunció un discurso hablando de una especie de movilización de las Secciones de Seguridad. Podría ser que a éstas se las encargara la vigilancia de la ejecución de las órdenes dadas por Buckel a las Tropas de Asalto durante el período precedente y siguiente al plebiscito del Sarre.

Además, y según ciertos rumores imposibles de controlar, Himmler ha hecho alusión en su discurso a una oposición existente entre la Reichswehr y las milicias:

“La Reichswehr es la única que lleva armas en la nación. Ello puede ser verdad para el exterior; pero para el interior, en las circunstancias actuales, no solamente tenemos derecho, sino incluso deber a llevar armas”. [2]

La Guardia Negra de Hitler se ha convertido desde el movimiento del 30 de junio y consiguiente “limpia”, en una verdadera guardia pretoriana.

Antes del movimiento en el que fue derribado todo el Estado Mayor de las Tropas de Asalto, la “Guardia Negra” no era más que un sector de los dos millones de camisas pardas. Actualmente son independientes de ellas; sólo dependen de Hitler directamente, y son los encargados, ante todo, de su protección.

A partir de la “limpia” decretada como consecuencia del movimiento Nazi de junio, la “Guardia Negra” se ha destacado sobre las demás Camisas Pardas de tal modo, que esta superioridad está al alcance del pueblo en general, al parecer con la consiguiente inquietud y disgusto por parte de las Tropas de Asalto.

Los “guardias negros” se sientan en el asiento de atrás del automóvil de Hitler. Armados con rifles y bayoneta calada, con cascos de acero, guardan la Cancillería. Por lo menos, una compañía le acompaña al Führer en todos los viajes por Alemania; con él suben a la plataforma de los oradores en todas las reuniones públicas, y tras él caminan en los desfiles a través de las multitudes.

Durante el movimiento de junio, la “Guardia Negra” se convirtió en el verdugo de Hitler y formó los pelotones para ejecutar los fusilamientos. Precisamente el hecho de que se utilizara un grupo de Tropas de Asalto contra los demás, además del descontento y disgusto experimentado por la muerte de Roehm, es lo que ha marcado el ascenso de la “Guardia Negra” y desmoralizado a las Tropas de Asalto.

Inmediatamente del movimiento de junio, después de una vacación forzada de las Tropas de Asalto, se procedió a la reorganización, que todavía, continúa. En la actualidad, se cree que el número de Tropas de Asalto ha disminuido en casi la mitad del de hace seis meses. Consecuentemente tenía que disminuir el número de guardias negros, pero éstos continúan siendo los mismos.

También es de notar que las Camisas Pardas se ven actualmente mucho menos que antes. Durante los funerales del Mariscal Hindenburg, los visitantes extranjeros se quedaron sorprendidos de no ver Tropas de Asalto. Lo mismo se puede decir de otras ceremonias Nazis ocurridas posteriormente. En Nuremberg, durante la Convención del Partido, el papel desempeñado por las Tropas de Asalto fue mucho menor que el año anterior. En el aniversario del Putsch de Munich, las Camisas Pardas estaban en menor número que la “Guardia Negra”. [1]



Agencia “United Press” [1] y “Havas” [2]; 26 de noviembre de 1934.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!