jueves, 10 de octubre de 2013

ACUERDO INTERNACIONAL: "La mejora de las relaciones italo-alemanas empieza en octubre último."



NEGOCIACIONES  ITALIA-ALEMANIA

En Roma, la mejora de las relaciones italo-alemanas empieza en octubre último. Se hizo notar entonces el carácter amable de los discursos de Mussolini en Florencia y del nuevo embajador de Italia en Berlín, en la entrega de sus cartas credenciales.

El mejoramiento se manifestó al principio por un interés constante y simpático de la prensa italiana por los problemas alemanes. La prensa italiana recibió las siguientes consignas: evitar toda alusión a la famosa “guardia en el Brenner” y publicar los comentarios alemanes hostiles al pacto franco-soviético y al rearme inglés. Parece que estos dos problemas han permitido que Italia y Alemania precisaran esta aproximación, hasta ahora más sentimental que práctica.

En lo que se refiere a la cuestión del nuevo reparto de mandatos, la posición de Italia es la misma. No se pierde ocasión para recordar que Italia no quiso tocar los intereses de los ex aliados, pidiendo la revisión de los mandatos a su favor.

El viaje a Alemania del general Aldo Pellegrini, Jefe de la Aviación Civil; el de Renato Ricci, subsecretario de Educación Física, a Garmisch, y las conversaciones del embajador de Italia en Berlín, señor Bernardo Attolico, con los señores Hitler y Goering, no tuvieron por objeto, como se precisó oficiosamente en Roma, empezar negociaciones políticas con miras a llegar a un acuerdo, sino que entran naturalmente en el cuadro del mejoramiento de relaciones.

Cabe advertir que esta mejora de relaciones italo-alemanas no modifica la actitud de Italia en lo concerniente a la independencia austríaca.

Si la política soviética es seguida con tanto interés en Roma, es no solamente porque limita las eventuales ambiciones de Alemania, sino porque corre el riesgo de una intervención de Moscú en las cuestiones de la Europa danubiana, en las cuales Italia pretende conservar un papel de protector o de árbitro.


Agencia “Havas”; 19 de febrero de 1936.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!