sábado, 21 de diciembre de 2013

JULFESTE: "La fiesta que había recibido más atención por parte de Himmler y de sus oficiantes era la Navidad. Las SS eran enseñadas y educadas en la misión del “Yo Colectivo” para la eliminación del “Yo Egoísta”."



YULE

La Fiesta de Yule es una celebración anual, que conmemora los movimientos del sol, considerándolo como una deidad (masculina), puesto que sin su luz y calor, la tierra (mujer) no podría dar frutos. Los seres humanos desde todos los tiempos, han buscado una respuesta a  las incógnitas que el vivir les provoca. Una de ellas, es la presencia de los astros como el sol y la luna,  quienes junto con el planeta, fueron observados en su comportamiento y obtuvieron algunas respuestas poco claras, pero con profundo significado. El sol nutre a la tierra, la provee de semilla, la fecunda. Con su calor y con su luz le da fuerza para que la tierra produzca frutos, los cuales  nutren a todos los seres vivos que en ella habitamos.

En muchas creencias los movimientos de los astros marcaban un tipo de celebración, Yule marca el Solsticio de Invierno. La palabra “solsticio” es un derivado del latín, cuyo significado es “permanecer quieto.” Se manifiesta, en el alargamiento de la duración de la noche y el acortamiento de las horas luz en el día. La fecha exacta, puede variar entre el 20 y 23 de diciembre en el hemisferio norte y 20 al 23 de junio en el hemisferio sur.

Los simbolismos de Yule en diferentes tradiciones, coinciden en que es el primer ritual estacional de la Rueda, es el momento más frío y la noche más larga del año, es el momento de mayor obscuridad antes de que la luz regrese, el renacimiento del “Dios Padre”, “Rey Roble”, “Dios Sol”, entre otros nombres; la esperanza que emerge de la profunda obscuridad, un momento de espera, recogimiento y meditación, se convoca el retorno de la luz y de la esperanza al mundo obscuro, despertar al nuevo ciclo después de la muerte.

La semilla espera debajo de la tierra para emerger, pues la Tierra se encuentra helada. Conforme pasen los días el Sol la calentará para que la Tierra crie las semillas protegidas durante el Otoño y el Invierno,  que guarda en sus entrañas. Tradicionalmente se adornan las casas con hiedra, se hacen guirnaldas de acebo y muérdago para adornar y para protegerse de las visitas no deseadas. 

Una costumbre heredada por los celtas, es el Árbol de Navidad, que originalmente era un tronco que se quemaba la noche del solsticio, para festejar el nacimiento del Sol. El leño era recogido después del solsticio y se guardaba hasta antes de la fecha de Yule. Se le adornaba con piñas de conífera, acebo, hiedra, musgos y plantas siempre verdes. Los colores de los adornos eran rojos para simbolizar el nacimiento y verde para simbolizar la tierra.

Se le colocaba dentro de la casa en un lugar de honor y la familia podía tocarlo, dejándole golosinas y regalos. Posteriormente en la noche del solsticio se le prendía fuego, la madre era quien lo hacía. Sus cenizas se guardaban pues poseían poderes curativos y se guardaba un carbón para encender el del siguiente año. El tronco de Yule era de Roble (por ello también se usa el muérdago, por crecer en él), pero también podría ser de pino. Las deidades que se conmemoran en Yule son los dioses solares como: Las diosas madre (Isis, Istar, María) y la triple diosa.

La fiesta que había recibido más atención por parte de Himmler y de sus oficiantes era la Navidad, conmemorándose la “Julfeste” (Fiesta de Yule) que tenía desde tiempos remotos un carácter solar. El SS estaba física y mentalmente preparado para recibir la muerte, en dado caso. Se consideraba el derecho de disponer sobre su propia vida y Himmler solía hacer referencia al derecho y deber de suicidio para el SS. Como el cátaro, el estoico o el samurái, el SS podría recurrir al suicidio para limpiar su honor. Se conocen casos de oficiales que fueron arrestados por delitos, que aceptaban el suicidio para limpiarse (desde luego, era opcional). El oficial superior dejaba una pistola durante seis horas en su celda. Si la utilizaba entonces habría caído en el cumplimiento de su servicio. Las SS eran enseñadas y educadas en la misión del “Yo Colectivo” para la eliminación del “Yo Egoísta”. Primero la muerte antes que caer en esclavitud. La esclavitud entendida como un aferramiento a la materia y las consecuencias que tal acto conlleva: la pérdida de la confianza del pueblo, la pérdida del honor y la lealtad.

“Más vale ser esclavo de uno mismo que del objeto.” (Dr. Joseph Goebbels)

Entiéndase “esclavo de uno mismo” como sinónimo de autonomía, incoercibilidad, imperioso (disminuyendo lo atributivo) e interioridad. Sencillamente, el cumplimiento del deber.


Ana Valerio; con apoyo literario del artículo de la "Comunidad Pagana de México" y del libro "La Cruz y la Svástica."







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!