viernes, 21 de febrero de 2014

COMUNISMO: "La policía ha ocupado la “Casa de Karl Liebknecht”, perteneciente al partido comunista a fin de realizar un registro con objeto de investigar si el libelo instigando a la alta traición ha sido impreso en dicha casa."


COMUNISMO EN LA REPÚBLICA DE WEIMAR

En Berlín, doscientos policías vestidos de paisano han procedido a un registro en las oficinas del diario comunista “La Bandera Roja”, en busca del material de propaganda que últimamente se ha distribuido en forma clandestina en los cuarteles de policía.

Las autoridades manifiestan que los comunistas estaban preparando un levantamiento general para fecha no lejana. El diario comunista “Welt am Abend” dice que los comunistas preparasen seguidamente demostraciones hostiles contra el registro realizado. En los barrios comunistas han habido choques entre la policía y los adictos a los soviets, por intentar los agentes de la autoridad llevar a cabo registros minuciosos en las oficinas generales de las organizaciones comunistas, en donde se han incautado de documentos de importancia. Han resultado algunos heridos leves. [1]

La policía ha ocupado la “Casa de Karl Liebknecht”, perteneciente al Partido Comunista a fin de realizar un registro con objeto de investigar si el libelo, instigando a la alta traición, ha sido impreso en dicha casa. Acerca del registro practicado por la policía en la “Casa de Karl Liebknetch”, perteneciente al Partido Comunista, efectuado por orden del fiscal, podemos añadir los siguientes detalles:

Unos cien agentes de seguridad y 140 agentes de policía de lo criminal ocuparon dicha casa, deteniendo en ella a diez personas que trataban de impedir el registro, nueve de las cuales fueron después dejadas en libertad.

La policía se incautó de todos los documentos y folletos que halló conduciéndolos en dos camiones a la prefectura de policía. Grupos de comunistas, obreros sin trabajo y curiosos que se reunieron ante dicha casa durante el registro, que duró tres horas, tuvieron que ser dispersados por la policía varias veces.

Después del registro fue izada en el tejado de la casa la bandera soviética, entonando la multitud la “Internacional”, pero fue rápidamente disuelta por la policía. [2]

La policía se vio precisada a hacer fuego al aire, al insistir numerosos comunistas en reunirse en manifestación ante su local social. Posteriormente llegó la policía montada, que cerró la calle, obligando a los comunistas a ceder. La muchedumbre les llamaba a gritos “sabuesos sanguinarios”. La policía tuvo que hacer uso de las porras. No hubo que lamentar desgracias.

En las inmediaciones al local del Partido Comunista continúan las manifestaciones violentas. Los policías han tenido que dar una carga. El populacho, indignado, los insultaba. El informador de la policía ha dicho que la situación está dominada por la fuerza pública. Fueron detenidos diez comunistas, a los que se puso poco después en libertad. [3]



Agencias "United Press" [1][3],y  "Wolff" [2] ;18 de febrero de 1930.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!