domingo, 13 de abril de 2014

EL COMERCIO EXTERIOR (1): "La firme resolución del Gobierno de controlar y suspender parcialmente las importaciones de materias primas ha sido interpretada como llevado a cabo para convencer a los acreedores de la situación crítica de la moneda, que coarta el poder adquisitivo de Alemania en el extranjero."

Hjalmar Schacht


LA REGULACIÓN DEL COMERCIO EXTERIOR

Según las informaciones que se tienen hasta ahora, el régimen futuro de importaciones controladas por el Estado estará basado en la división en tres grupos de todas las importaciones.

En el primer grupo figurarán todas las materias primas, tales como hierro, cobre, caucho, algodón, lana, aceites y tabaco. El segundo comprenderá materias no esenciales, tales como vinos, licores, perfumes y artículos manufacturados, tales como automóviles, máquinas de escribir y otros. En el tercer grupo se incluirán artículos no esenciales, tales como productos de los Trópicos, frutas, etc., pero cuya importación hay que mantener para las relaciones comerciales con los países que los producen.

La nueva política de importación tenderá a reducir en todo lo posible los artículos incluidos en los grupos segundo y tercero, mientras que mantendrá los que figuran en la primera categoría.

El plan de campaña alemán para la Conferencia de acreedores extranjeros, señalada para los primeros días de abril, comprende una triple proposición con el fin de reducir los pagos extranjeros. En primer lugar, se propone la reducción del tipo de interés desde un término medio de un seis por ciento aproximadamente a un cuatro por ciento.

En segundo lugar, la reducción del capital de amortización en una mitad, y por último, la reducción de la cuenta de transferencia, que actualmente se fija en un treinta por ciento.

La reducción del tipo de interés de amortización se estima producirá una reacción nominal de los pagos anuales en una cantidad de unos tres a cuatro millones de marcos. Sin embargo, la opinión general es de que, aun así, será insuficiente para remediar la crisis de la moneda y comercio extranjero y que únicamente se puede esperar una solución esencial de la concesión de un nuevo crédito extranjero.

Se cree que el señor Hjalmar Schacht, Presidente del Reichsbank, embarcará para los Estados Unidos posiblemente antes de que termine la Conferencia y que se propone buscar la concesión de nuevos créditos para Alemania. Estos proyectos explican, al parecer, la determinación del señor Schacht de no recurrir a reducciones unilaterales de la deuda y conseguir, en cambio, un acuerdo con los acreedores.

La firme resolución del Gobierno de controlar y suspender parcialmente las importaciones de materias primas ha sido interpretada como llevado a cabo para convencer a los acreedores de la situación crítica de la moneda, que coarta el poder adquisitivo de Alemania en el extranjero. Se espera que con una demostración firme de las dificultades para la transferencia, se podrá inducir a los acreedores a que adopten una actitud más conciliatoria.



AgenciaUnited Press”; Berlín, 31 de marzo de 1934.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!