viernes, 20 de junio de 2014

EL ANILLO DEL NIBELUNGO: "Wotan graba las Leyes en runas en la rama cortada del Fresno del Mundo, ha tenido que romper con la Naturaleza, violarla, para crear su fuente de poder en las Leyes a las que queda sujeto. La muerte del Orden Natural genera el poder de Leyes que lo quieren sustituir. Frente a todos los que buscan el Poder por el Oro y lo anti-natural, Wagner describe bien el uso natural del Oro por las Hijas del Rhin: El retorno a lo Natural, belleza y paz."

Brunilda y Sigfrid

EL ORIGEN DE TODO EL DRAMA ES EL DESEO DE PODER

Aunque parezca que el Oro es el problema, es en realidad sólo uno de los medios de alcanzar el Poder. En la Tetralogía hay una visión más amplia, el problema es la búsqueda del Poder personal, ese deseo personal que se refleja de varias formas: en el caso de Wotan, el poder se busca por medio de la Ley y la Fuerza, como explica el inicio del 'Ocaso de los Dioses':

Primera Norna
Para bien o para mal, yo enrollo la cuerda y canto... Bajo el Fresno del Mundo tejía antes, cuando a este aún le crecían hojas grandes y fuertes de su tronco, cuando aún era un bosque de sagradas ramas. De sus sombra fresca nació un rachuelo que susurraba sabiduría, cuando sus aguas fluían... Allí, mi pensamiento era sagrado. Un Dios valiente vino a beber de sus aguas, le faltaba un ojo, que había dado como prenda. Del Fresno del Mundo el fuerte Wotan arrancó una rama, se hizo una lanza con ella y durante mucho tiempo la herida fue destrozando el bosque. Las hojas secas se caían y el árbol se marchitó y murió. Tristes y completamente secas se quedaron la fuente y sus aguas.

Wotan graba las Leyes en runas en la rama cortada del Fresno del Mundo, ha tenido que romper con la Naturaleza, violarla, para crear su fuente de poder en las Leyes a las que queda sujeto. La muerte del Orden Natural genera el poder de Leyes que lo quieren sustituir. 

En Alberich/Hagen el Poder por el Oro se desea para el Dominio y la explotación del pueblo en beneficio propio. No sólo es Oro, el deseo de Alberich es derrotar a los dioses y ser él el Nuevo Dios, una vez más la terrible idea de que el Mal sea el 'nuevo bien' de obligada creencia. El Oro será el dios nuevo, como pasa en el mundo actual.

Por último hay quienes sólo desean poseer, la avaricia, y como Fafner, guardan sus tesoros y duermen sobre ellos, dispuestos a matar a quien quiera una parte. Frente a todos los que buscan el Poder por el Oro y lo anti-natural, Wagner describe bien el uso natural del Oro por las Hijas del Rhin: El retorno a lo Natural, belleza y paz.

PUNTOS CLAVE DEL ORO DEL RHIN
1.- No se puede servir a dos señores: Amor y Oro.
Es el mensaje inicial, lo primero que debe entenderse de toda la Tetralogía. El Oro usado para el poder al convertirlo en Anillo de Dominio. Pero Wagner ya avisa: sólo el que no siga al Amor, quien desprecie las virtudes, será capaz de adorar el Oro como nuevo ser divino. El mal no está en el Oro, en el dinero, sino en su uso convertido en Anillo. Por eso, los Nibelungos eran antes felices con el oro de sus minas, sin ofender a nadie. De la misma forma, Sigfrid, regala el Anillo a Brunilda como prenda de amor, sin nada que ver con Poder alguno. Una vez más demostrando que no es el Dinero-Oro el problema, sino su uso.

2.- Ética, Ley y Astucia.
Como hemos visto, Wotan ya tuvo que agredir a la Ética Natural para obtener las Leyes, las Runas en su lanza, el Poder-Fuerza de la Lanza. Pero Wagner nos avisa de que cuando las Leyes no convienen al Poder, una tropa de abogados-Loge se ocupan de esquivarlas con la Astucia. En toda la Tetralogía, Wotan tratará de engañar a sus propias Leyes para lograr el Anillo.

Pero las astucias sólo hacen comprometer y liar más los problemas. La enseñanza es que quien abandona el camino del Amor y entra en la ruta del Oro, estará maldito, su vida será siempre trampa y un deseo le seguirá a otro insaciablemente hasta la muerte.

PUNTOS CLAVES DE 'LA WALKIRIA'
1.- El enfrentamiento entre el Amor y la Ley.
Es en 'La Walkiria' donde este tema se expone de forma amplia y contundente: cómo la Ley se enfrenta a lo Justo, cómo 'lo legal' puede ser injusto, cómo el Poder comete la injusticia por estar atado a sus artificiales normas. Para ello Wagner usa casos, incluso extremos, que le crearon problemas con otros, como Schopenhauer, que no aceptó esa radicalidad.

Sigmund y Siglinda se enfrentan al Matrimonio legal y además son hermanos. El diálogo del segundo acto es profundamente sensible, y nos enfrenta a lo que la sociedad también sufre: la separación entre legal y justo. Wotan trata de defender esa justicia pero es esclavo de su Poder, de la Ley. Hoy se considera 'sagrado' el texto legal, la Constitución, las prohibiciones escritas, pero hay 'una estirpe salvaje', la que cree en la Ética y no en la Ley, en el Amor y no en los juzgados.

2.- El Duro ejercicio del Deber.
Wotan debe, esa es la palabra, debe, actuar contra su conciencia. Es el duro ejercicio del deber. Dejando aparte la justicia, el que gobierna debe actuar a menudo según la Ley y no lo Justo; se enfrenta, si es noble, al terrible sufrimiento interno de 'ser esclavo' de lo obligado.

Así, Wagner nos enseña que el poder requiere ese dolor de no poder a veces actuar como uno quisiera, esa esclavitud del deber impuesto por las Normas. Los 'adioses' de Wotan son la mejor expresión del Amor al que debes castigar por deber e imposición del Poder.

PUNTOS CLAVE DE 'SIGFRIDO'
1.-La Naturaleza como madre de toda enseñanza.
Sigfrid no ha recibido educación pero la Naturaleza le da el sentido común, esa visión del bien y el mal innata que hoy se corrompe en vez de acrecentarla con la educación. Todo el Sigfrid es pura intuición natural, amor a los animales y al bosque, sentirse parte de esa Naturaleza. Es en esos murmullos del bosque donde Wagner refleja su propio amor enorme a lo Natural y su admiración por la perfección de cada ser vivo. Su descubrimiento del Amor en el tercer acto es un canto sublime al amor primero, puro y radiante, sin engaño ni interés natural.

2.- La Ignorancia de lo Esencial y la Sabiduría de lo Superfluo.
Aunque oculto en un diálogo que pretende sólo informar al espectador de lo que ha sucedido en las jornadas anteriores, hay una buena enseñanza en la conversación entre Mime y el Caminante. Muchas veces buscamos lo accesorio y olvidamos lo esencial. Nos matamos por consumir lo que no necesitamos y olvidamos abordar los problemas serios del entorno.

Cada día se plantean mil tontería en la sociedad, los medios nos informan de mil estupideces y curiosidades pero no de los temas esenciales que nos llevan a la crisis, al poder del dinero, al engaño y la hipocresía.

PUNTOS CLAVE DE 'EL OCASO DE LOS DIOSES'
Primero, es el tema del deseo de Sigfrid de realizar hazañas y aventuras, justo cuando acaba de encontrar a su amor, Brunilda. Tema muy humano, y que nos debería enseñar que en el matrimonio es mejor realizar las hazañas juntos, tener la lucha en unión incluso si cada uno tiene su frente, pero hacer de los objetivos un lugar común. Cuando se abandona al otro en la Roca de la Walkiria, el problema puede ser serio. 

Por último, creo que la exposición que hace Wagner de la maldad y el espíritu tenebroso del conspirador en la sombra, el que trabaja para actuar por la espalda, el hipócrita que te odia sin decirlo, es perfecto en Hagen y Alberich.


Ramón Bau; extractos de la revista "Wagneriana" No. 4 (Enero 2014)







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!