martes, 3 de junio de 2014

EVA PERÓN 1 (color): "No puede haber más que una sola clase: los que trabajan. Para que no haya lucha de clases, yo no creo, como los Comunistas que sea necesario matar a todos los oligarcas del mundo. No. El camino es convertir. Cuando todos sean trabajadores, cuando todos vivan del propio trabajo y no del trabajo ajeno, seremos todos más buenos, más hermanos."



UNA SOLA CLASE

Es necesario que los hombres y mujeres del Pueblo sean siempre sectarios y fanáticos; que no se entreguen jamás a la Oligarquía. No puede haber, como dice la doctrina de Perón, más que una sola clase: los que trabajan.

Es necesario que los pueblos impongan en el mundo entero esta verdad Peronista. Los dirigentes sindicales y las mujeres que son Pueblo puro no pueden, no deben entregarse jamás a la Oligarquía. Yo no hago cuestión de clases. Yo no auspicio la lucha de clases, pero el dilema nuestro es muy claro. La Oligarquía que nos explotó miles de años en el mundo tratará siempre de vencernos. 

Con ellos no nos entenderemos nunca porque lo único que ellos quieren es lo único que nosotros no podemos darles jamás: nuestra libertad.

Para que no haya lucha de clases, yo no creo, como los Comunistas que sea necesario matar a todos los oligarcas del mundo. No. Porque sería cosa de no acabar jamás, ya que una vez desaparecidos los de ahora tendríamos que empezar con nuestros hombres convertidos en Oligarquía, en virtud de la ambición, de los honores, del dinero o del poder.

El camino es convertir a todos los oligarcas del mundo: hacerlos pueblo... de nuestra clase y de nuestra raza. ¿Cómo? Haciéndolos trabajar para que integren la única clase que reconoce Perón: la de los hombres que trabajan. El trabajo es la gran tarea de los hombres, pero es la gran virtud.

Cuando todos sean trabajadores, cuando todos vivan del propio trabajo y no del trabajo ajeno, seremos todos más buenos, más hermanos; y la Oligarquía será un recuerdo amargo y doloroso para la humanidad.

Pero mientras tanto lo fundamental es que los hombres del Pueblo, los de la clase que trabaja, no se entreguen a la raza oligarca de los explotadores. Todo explotador es enemigo del Pueblo. ¡La justicia exige que sea derrotado!


María Eva Duarte de Perón; del libro "Eva Perón - Mi Mensaje: El Último Testimonio de Evita".







2 comentarios:

  1. Estimada Ana, lamento decirte que la Sra. Duarte - y todo lo que representa el peronismo - es la antítesis del nacionalsocialismo, en cuanto a lo racial y a lo ideológico. Lo digo porque soy argentino y conozco el daño que perpetró el Sr. Perón y sus secuaces en mi país. Sus nefastas consecuencias hoy se siguen padeciendo. Quizás en otros países se tenga una visión distorsionada de estos personajes, y en todo caso me veo en la obligación de contradecirla.

    Saludos y espero que no tomes a mal el comentario, mi intención es tratar de ser honesto con la realidad. El Sr. Perón y la Sra. Duarte no están a la altura ni de Hitler, ni de Goebbels, ni de Hess, ni de Himmler, ni de Degrelle ni de otros tantos heroes verdaderamente populares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo.
      ¡No, para nada! Nunca tomaría a mal alguna observación o comentario, al contrario, es muy valioso el poder recibir el punto de vista de alguien que tiene mayor conocimiento sobre los acontecimientos históricos de su Patria.

      Precisamente, por esa razón, quise colocar este extracto de la Sra. Duarte en la etiqueta de "Pensamientos y Reflexiones", porque se me hizo interesante desde el punto de vista literario, exclusivamente.

      Agradezco infinitamente tu valioso aporte, y espero recibir más comentarios tuyos en el futuro.

      Saludos cordiales a toda Argentina.

      Ana V.

      Eliminar

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!