sábado, 14 de junio de 2014

¡QUEREMOS!: "Permitir que fluyan todas las vivencias - sin importar si son de origen individual, público o económico - que en el curso de milenios demostraron ser útiles para el bienestar de la Humanidad."


NUESTRA VOLUNTAD

Queremos restablecer la unidad del espíritu y de la voluntad alemana.

Queremos preservar los cimientos eternos de nuestra vida, nuestro germanismo, sus recursos y valores.

Queremos inducir a la organización y al liderazgo de nuestro Estado a los principios que de todos los tiempos han sido las condiciones preliminares de la magnitud de una Nación.

Queremos cultivar la devoción respetuosa hacia las grandes tradiciones de nuestro país, su historia y su cultura, ya que es un resorte de constante fluir de la verdadera fuerza interior, una posible motivación para el avivamiento en tiempos de cansancio.

Queremos afianzar nuestra confianza en un estilo de vida saludable, basado en principios naturales y correctos, hacia un desarrollo político constante dentro y fuera de Alemania.

Queremos reemplazar la inestabilidad continua por un gobierno firme que proporcione una autoridad inconmovible para nuestra gente.

Queremos permitir que fluyan todas las vivencias - sin importar si son de origen individual, público o económico - que en el curso de milenios demostraron ser útiles para el bienestar de la Humanidad.

Queremos restablecer la prioridad de la Política, ya que está llamada a organizar y a dirigir la lucha nacional por la existencia.

Queremos incluir el poder verdadero y viviente de la gente, ya que es el factor dominante en el futuro de Alemania y vamos a hacer un esfuerzo honesto para excluir a todos aquellos que tratan de dañar a la Nación.

Queremos construir una verdadera Comunidad de tribus alemanas, profesiones y antiguas clases sociales. Debe haber un equilibrio entre los intereses de esta comunidad, lo que garantiza un futuro seguro para toda la Nación. Los agricultores, los trabajadores y los ciudadanos tienen que juntarse para formar una Nación alemana. Esta Nación debe entonces siempre tomar la custodia fiel de nuestra fe, de nuestra cultura, de nuestro honor y de nuestra libertad.



Adolf Hitler; en el Día de Potsdam del 21 de marzo de 1933.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!