sábado, 12 de julio de 2014

JOSEPH GOEBBELS 54 (color): "Él opina que sólo es posible salvar a Rusia si se la libera de la ideología bolchevique. Vlassov pone de relieve que la propaganda bolchevique es el punto más fuerte de su eficacia política. Después del Führer, yo soy el blanco de las más acervas críticas. Sus conocimientos de la ideología y prácticas bolcheviques pueden sernos muy valiosos."



LA PROPAGANDA GERMANO-RUSA

El conocido periodista norteamericano Von Wiegand ha escrito un artículo sobre el peligro mundial del Bolchevismo, que se inscribe bajo el título de “el año 2000”. Este artículo que ha sido publicado en todos los diarios hearst, constituye una sensación periodística. En él se recogen nuestras tesis con una fidelidad realmente asombrosa. Es indudable que Roosevelt va a tropezar con una fuerte oposición en la opinión pública.

Las noticias que recibimos de las atrocidades bolcheviques son innumerables. Tengo el propósito de darlas a conocer a la opinión pública internacional. Lo haré mediante una conferencia de Prensa a la que convocaré en Berlín, a periodistas nacionales y extranjeros, durante la cual El Capitán General Guderian revelará la orden dada por Zhukov a las tropas soviéticas. Aquel la orden marcó la pauta para los crímenes bolcheviques. Aunque no espero que ello tenga una repercusión política inmediata, a la larga ha de surtir efecto.

A mediodía celebro una larga conversación con el General Vlassov. Es un militar extraordinariamente inteligente y enérgico. Hablamos de las relaciones entre el Pueblo ruso y el alemán en general. Él opina que sólo es posible salvar a Rusia si se la libera de la ideología bolchevique y se la dota de una ideología similar a la del Nacional-Socialismo alemán. Hasta que estalló la guerra, el Bolchevismo no tuvo entre el Pueblo ruso sino relativamente pocos partidarios. Pero con motivo de nuestro avance por territorio soviético, Stalin consiguió convertir la guerra contra nosotros en una causa sagrada.

Vlassov pone de relieve que la propaganda bolchevique es el punto más fuerte de su eficacia política. Después del Führer, yo soy el blanco de las más acervas críticas.

Vlassov me parece un hombre de extraordinario cerebro. Sus conocimientos de la ideología y prácticas bolcheviques pueden sernos muy valiosos. En Rusia, Stalin gobierna con plenos poderes dictatoriales. Él trata de utilizar a los judíos para sus fines y los judíos tratan de servirse de él.

Celebro que el periódico “Front und Heimat” llegue ahora al frente en mayor cantidad. Se me ha propuesto que el periódico se edite tres veces por semana, aunque desgraciadamente, ello no será posible por falta de papel. El restablecimiento de la moral de resistencia de nuestras tropas tiene ahora una importancia capital.

Por la tarde, a las siete, se transmite por radio mi discurso. He vuelto a escucharlo. La exposición y el estilo son excelentes, y espero que surta algún efecto, a pesar de que, naturalmente, carecía de éxitos positivos que presentar a modo de argumentos. Pero hoy el Pueblo se alegra de que por lo menos una hora, se le dediquen buenas palabras. Sobre su efecto en el país nada sabré hasta dentro de unos días. Gracias a Dios, el discurso ha podido transmitirse sin interferencias graves, aunque en Berlín hemos sufrido el ataque de rigor de los “Mosquitos”. A pesar de todo, ha podido terminarse la transmisión.

El Führer me ha pedido que publique en la Prensa alemana extensos artículos sobre la Guerra Púnica. Ésta, junto con la Guerra de los Siete Años, es el modelo por el que hoy podemos y debemos guiarnos. En realidad se ajusta a nuestra situación actual mejor que la Guerra de los Siete Años, pues en la Guerra Púnica se disputaba una alternativa de alcance histórico mundial cuyas consecuencias repercutieron a través de varios siglos. Por más que la disputa entre Roma y Cartago, al igual que la actual pugna por Europa, no se decidió en una sola guerra, sino que dependía de la valentía del Pueblo romano y de su gobierno el que la jefatura del mundo recayera en Roma o en Cartago.


Dr. Josef Goebbels; extractos de los “Diarios de Goebbels”, jueves 01 de marzo de 1945.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!