martes, 23 de septiembre de 2014

CONGRESO DE NUREMBERG (6): "En el momento en que el Judío Bolchevique de Moscú hace una nueva declaración de guerra, los Nacional-Socialistas nos agrupamos alrededor de nuestra bandera, decididos a luchar contra el antiguo enemigo, sin tener en cuenta nuestra vida por el honor y la libertad de Alemania y para garantizar nuestro porvenir. ¡Viva Alemania!"

Dr. Gerhard Wagner

LA PROCLAMA DE HITLER EN EL ACTO INAUGURAL

En nombre del Canciller, Señor Adolf Hitler, el Doctor Gerhard Wagner ha leído la declaración de apertura del Congreso:

“Proseguiremos nuestra gran obra Nacional-Socialista y nos esforzaremos en disipar los elementos de desorden, vengan de donde vengan. No tendremos miedo de nada y fortificaremos a Alemania con su Ejército a fin de convertirla en abrigo de la paz europea y de la civilización. Proseguiremos todas las tareas emprendidas, completándolas con nuevos esfuerzos y perfeccionamientos económicos.

En el momento en que el Judío Bolchevique de Moscú hace una nueva declaración de guerra, los Nacional-Socialistas nos agrupamos alrededor de nuestra bandera, decididos a luchar contra el antiguo enemigo, sin tener en cuenta nuestra vida por el honor y la libertad de Alemania y para garantizar nuestro porvenir. ¡Viva Alemania!” (1)

“En el caótico momento actual pertenece al débil la desgracia. La riqueza del fuerte permite a éste justificar moralmente el derecho de hacer uso de las mismas. Procediendo a fomentar uso de la misma. Procediendo a fomentar esclavos; destruyendo las clases se crean nuevas clases.

La seguridad del Reich no está garantida mediante pactos existentes, pero sí por la decisión de los Jefes y por la fuerza real de la nación. Estamos dispuestos a vencer toda, oposición que se me haga.

Cuando no éramos Poder desenmascaramos a los clérigos que hacían política en el Parlamento. Ahora que en nuestras manos tenemos la autoridad, la emplearemos para deshacernos de los clérigos que hacen baja política, no cuidándose de la labor que han de ejercer en este mundo; ya que descuidan su labor de pastores de almas.

En esta labor de suprimir en su nacimiento diferentes peligros, no dudaremos ni un instante en confiar en ciertas funciones a organismos calificados para resolver cuestiones extrañas a la esencia del Estado”.

En cuanto a las dificultades económicas actuales, atribuidas a la mala cosecha, en la proclama se declara:

“Permanecemos inquebrantablemente hostiles a la inflación. Estamos decididos a internar, si es necesario, en campos de concentración a todos aquellos que intenten provocar un alza de precios”. (2)


AgenciasHavas (1) y “Fabra (2); Nuremberg, 11 de septiembre de 1935.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!