miércoles, 17 de septiembre de 2014

HJALMAR SCHACHT 4 (color): "Sólo la colaboración de obreros y patronos permite establecer la obra de resurgimiento del Führer. Sin una colaboración orgánica se habría convertido en una organización sindical, reapareciendo las luchas de clases."



EN LA CÁMARA DE ECONOMÍA

El Doctor Hjalmar Schacht, Ministro de Economía ha asistido a la primera sesión de la Cámara de Economía del Reich, pronunciando con este motivo un discurso.

“Recuerdo que en la primavera pasada concluyó un acuerdo con el Doctor Robert Ley, Jefe del Frente del Trabajo. Las organizaciones patronales y el frente del Trabajo fueron agrupados en una organización general bajo la autoridad del Gobierno Nacional-Socialista. El Acuerdo de Leipzig puso fin definitivamente a toda tentativa de socialización.

Sólo la colaboración de obreros y patronos permite establecer la obra de resurgimiento del Führer. ¿Qué sucedería, si los viejos antagonismos resurgieran como en el pasado? ¿Si no nos esforzáramos todos en trabajar para el mismo objetivo?

Sin una colaboración orgánica entre las Asociaciones Patronales y el Frente del Trabajo, el peligro habría aumentado, porque el Frente del Trabajo se habría convertido en una organización sindical, reapareciendo de nuevo las luchas de clases.

Por el Acuerdo de Leipzig y gracias a la buena voluntad del doctor Robert Ley, este peligro fue alejado. El Ministro que oculta las serias dificultades de orden orgánico y personal que surgen todavía, pero cuenta con la colaboración de todos, para consolidar la nueva fórmula dada a la Política Social de Alemania”.

Al final los miembros del Consejo económico juraron fidelidad y obediencia al Führer prometiendo poner todas sus fuerzas al servicio del Tercer Reich y de la comunidad nacional.


AgenciaHavas”; Berlín, 05 de septiembre de 1935.







1 comentario:

  1. La lucha de clases es esencialmente un concepto erroneo derivado de la teoria ricardiana, que a su vez dio cierto poder propulsor para que Marx, malversando las interpretaciones aun precarias de los clasicos quiso aprovecharse de algunos lagos de ineficiencia intelectual para promulgar sus propios fines politico-economicos encuadrados en su libro el capital. Es precisamente estos yerros o descuidos, como la nocion de "uso comun" y la de "uso util" lo que permitio que vociferaran ignorantemente en contra de la plusvalia empresarial. Lo importante es que Mises, al superar a Bohm Bawerk, pudo con su libro sobre el credito asentar las bases reales del analisis economico, no basado en objetividades, sino en las propias subjetividades del consumidor como tal y sus incentivos. Es interesante que se informen sobre esta faceta del pensamiento economico, nos nutrira sumamente, especialmente si dedicamos algun tiempo a leer las obras monumentales de Mises, que dicho sea de paso, nunca sera una perdida de tiempo. Por demas, pongamonos a pensar la fractura de la sociedad producto de la desigual proporcion de ingresos, lo que provoca que los acaudalados puedan tener vida aparte del resto de la comunidad y sean participes de otro sentido unitario que no es de la gran masa del pueblo. Es moralmente licito esto? y si no lo es, Como resolver esta indiferencia del mercado en cuanto a la valuacion del bien por encima del propio trabajo humano implicado en el mismo? Una salida exogena quizas? Reflexiones para ponderar mas a fondo sobre estas vitales cuestiones economicas con caracter social que no debemos, bajo ningun concepto de autentica justicia, ignorar como nacionalsocialistas filantropicos del bien comun.

    Flavio Ramirez

    ResponderEliminar

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!