viernes, 12 de septiembre de 2014

NUEVA ECONOMÍA MUNDIAL: "No puede restablecerse más que sobre las Economías Nacionales sanas, equilibradas, vivas y seguras de su poder de compra natural. Tendrá que fundarse en el derecho al trabajo y sobre la libertad de producción."

Bernhard Köhler

LA NUEVA POLÍTICA ECONÓMICA

El Presidente de la Comisión del Partido Nacional-Socialista para la Política Económica, Señor Bernhard Koehler, al tratar de la Nueva Economía Mundial, declaró que si hablaba de una Nueva Economía Mundial perseguía a conciencia un objetivo diferente del que durante un año y medio se había venido recomendando bajo este mismo nombre.

“Si vamos contra los intereses de un determinado grupo internacional, cosa que ya sabemos, este grupo lleva hoy de una manera clara en todo el mundo una campaña contra las necesidades naturales de los pueblos.

Una Nueva Economía Mundial no puede restablecerse más que sobre las Economías Nacionales sanas, equilibradas, vivas y seguras de su poder de compra natural. Es necesario realizar primeramente movimientos de mercancía para lograr movimientos naturales de capital entre los pueblos.

La batalla del trabajo librada por el Pueblo alemán ha realizado la sola posibilidad de crear en el interior del país dinero nuevo, o sea crear un nuevo poder adquisitivo y de crédito. Es así que nuevas modalidades de pago internacionales y nuevas posibilidades de crédito sólo nacen por el fomento decidido del cambio de nuevos trabajos. Podemos satisfacer los compromisos que hemos contraído en cuanto se acepte el pago, los productos de nuestro trabajo. En todos los casos, un aumento de nuestra exportación constituiría muy buen sistema para restablecer en poco tiempo las relaciones naturales del poder de compra del mundo entero.

No podemos ir a la guerra, porque otros pueblos no quieran aprovechar de las ventajas que Alemania ofrece al poner en marcha su economía y su trabajo.

El aumento de la mano de obra desocupada ha acrecentado la necesidad de mercancías extranjeras, a las que se está habituando. Cuanto más tarde el mundo en hacer posible satisfacer estas necesidades, más tiempo Alemania deberá buscar de cubrirla con sus propias fuerzas.

La Política Económica alemana ha sido la primera en restablecer de una manera autónoma la energía económica del país. Han pasado los tiempos en los que se quería hacer creer al Pueblo alemán que sólo podía vivir de la asistencia de la economía mundial o a la buena voluntad del Capital Internacional.

Para que aceptemos nada de la economía mundial actual, precisa que esta economía esté constituida con nuestra colaboración libre, porque la vieja economía mundial ha sido destruida. Los pueblos se habían olvidado de trabajar para ellos mismos y se les había quitado la libertad del intercambio de los productos de su trabajo.

La Nueva Economía Mundial tendrá que fundarse en el derecho al trabajo y sobre la libertad de producción.”


Agencia DNB”; Berlín, 28 de agosto de 1935.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!