lunes, 6 de octubre de 2014

JOSEPH GOEBBELS 59 (color): "El Nacional-Socialismo ha logrado, pues, ayudar de una manera efectiva a los numerosos alemanes, a los cuales las agitaciones de los regímenes pasados habían reducido a la miseria."


SOBRE LA CAMPAÑA DE INVIERNO

En un discurso pronunciado en ocasión de la inauguración de la Campaña de Invierno de la obra de asistencia social, el Ministro de Propaganda, Doctor Joseph Goebbels recordó:

“En enero de 1933 la mitad del Pueblo alemán era aún opuesto al Nacional-Socialismo. Hoy todo el Pueblo alemán marcha detrás del Führer. No debe creerse que esta metamorfosis se efectuó gracias a promesas, sino a consecuencia de los hechos ocurridos.

Mi Führer: Sólo sus colaboradores íntimos saben cuántas preocupaciones le asaltan cuando piensa en el porvenir de Alemania. Sin duda, éstas mismas preocupaciones las tendrá hasta el último momento de su vida. Tenga presentes los grandes problemas que Alemania debe plantearse incesantemente y que debe resolver en la fase actual de su historia.

Para usted no había disociación entre los problemas de índole económica, social, interior y exterior. Todos los problemas que dimanan de estos sectores se reducían a un mismo plan de trabajo.

En el curso de los primeros años de régimen Nacional-Socialista, el Führer, inspirándose en estos principios, ha dado la encomienda de preparar la obra de asistencia social para el invierno de 1933-34. Esta primera tentativa permitió crear la más grande institución social que se registra en la historia.

Cuando el Führer inauguró la campaña de 1934, los escépticos afirmaron que la primera campaña había tenido éxito porque el Pueblo no había perdido su impulso revolucionario. Ahora ya es otra cosa; el entusiasmo ha disminuido y la generosidad no será la misma. Al final de la segunda campaña debió reconocerse que el Pueblo conservaba el impulso de los primeros tiempos.

El número de asistidos por nuestra obra, expresa claramente la necesidad económica en que se vivía en el invierno de 1933-34. Hemos prestado socorro a 16 millones 600 mil compatriotas y en 1934-35 a 11 millones 600 mil. No debe perderse de vista que nuestra obra de asistencia de invierno da socorros suplementarios. Además de un 1 millón 300 mil obreros sin trabajo, a los cuales se socorre, hay 871 mil obreros a los que se concede subsidios suplementarios: 70 mil obreros semi-parados y 1 millón 400 mil indigentes.

A estas cifras cabe añadir los miembros de sus familias, que también deben socorrerse.

La obra de asistencia social, en un período de seis meses, repartió 158 millones de marcos y actualmente recauda unos 380 millones.

El Nacional-Socialismo ha logrado, pues, ayudar de una manera efectiva a los numerosos alemanes, a los cuales las agitaciones de los regímenes pasados habían reducido a la miseria”.
  

Agencia DNB”; Berlín, 09 de octubre de 1935.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!