sábado, 8 de noviembre de 2014

LOS CASCOS DE ACERO (2): "Al darles las gracias a ustedes y a sus compañeros de lucha por su tarea llena de idealismo y por los sacrificios que han hecho para hacer posible la construcción de un nuevo Reich, estoy persuadido de que la Historia, incluso más allá de los siglos, no olvidará su aportación en el resurgimiento de Alemania. Lo que podría creerse un sacrificio de los miembros de los ‘Cascos de Acero’, no es otra cosa que la justificación ante la Historia, de sus esfuerzos para una nueva Alemania."



DISOLUCIÓN DE LOS ‘CASCOS DE ACERO’

Se ha publicado una orden firmada por Adolf Hitler en virtud de la cual a partir del día 7 del corriente, ha quedado disuelta definitivamente la organización de los ‘Cascos de Acero’. (1)

Ha dirigido una carta al Ministro del Trabajo y Jefe de los ‘Cascos de Acero’, Franz Seldte, informándole de que la disolución de tales organizaciones en todo el país se debe a que no existen ya motivos para la existencia de una organización cuya tradición ha asumido el nuevo Ejército alemán. (2):

“A partir de hoy la reconstrucción del Ejército alemán se ve coronada por la entrada en filas y la ceremonia del juramento del primer contingente de reclutas del III Reich. El Ejército alemán está organizado para el futuro y es el organismo único al cual se confían las armas de Alemania. El Partido es la expresión de poder político y la forma constructiva de su voluntad.

Por todas estas razones opino que no hay necesidad de mantener la organización de los ‘Cascos de Acero’. A fin de que los ex miembros de la Federación Nacional-Socialista de ex combatientes, que han luchado antes del advenimiento al poder del Nacional-Socialismo por la liberación del Reich, tengan la posibilidad de participar en la lucha por el desenvolvimiento del III Reich Nacional-Socialista, declaro que el cierre de las listas de miembros del Partido Nacional-Socialista será aplazado a fin de que los antiguos miembros de los ‘Cascos de Acero’ puedan inscribirse en ellas.

La entrada en el Partido de estos antiguos miembros de los ‘Cascos de Acero’ no se hará corporativamente sino por declaración individual, además de las condiciones generales que se consideran indispensables para la admisión al Partido Nacional-Socialista y sus ramificaciones.

En lo que se refiere a los SA, SS y NSKK, estimo que serán necesarias convenciones especiales, que serán fijadas entre la Tesorería del Reich y los Jefes de estas ramificaciones. La admisión de los ex miembros de los ‘Cascos de Acero’ en el NSKK, debe ser aceptada por el Jefe del cuerpo.

A fin de que los miembros de los ‘Cascos de Acero’ que no sienten la necesidad de participar en el trabajo político puedan continuar guardando su tradición militar, les aconsejo que entren en la Federación ‘Kyffhäuser’.

La liquidación de los ‘Cascos de Acero’ y de sus instalaciones económicas y de sus empresas, tendrán lugar por la Dirección de la Federación y sus encargados de Negocios.

Al darles las gracias a ustedes y a sus compañeros de lucha por su tarea llena de idealismo y por los sacrificios que han hecho para hacer posible la construcción de un nuevo Reich, estoy persuadido de que la Historia, incluso más allá de los siglos, no olvidará su aportación en el resurgimiento de Alemania. Debe tenerse en cuenta que lo que podría creerse un sacrificio de los miembros de los ‘Cascos de Acero’, no es otra cosa que la justificación ante la Historia, de sus esfuerzos para una nueva Alemania.

No podríamos justificarnos ante el futuro y ante nuestro Pueblo si no lográsemos inculcar nuestra divisa: ‘Un pueblo, un Reich, una voluntad política y una espada’.

A ustedes y a sus compañeros de lucha ruego que continúen dando su ayuda a la gran obra de defensa del derecho a la vida de Alemania”.

La respuesta del Señor Franz Seldte, Jefe de los ‘Cascos de Acero’, dice:

“Al mismo tiempo que yo, mis camaradas de la Federación Nacional-Socialista de ex combatientes, ‘Cascos de Acero’, le damos las gracias por las generosas palabras pronunciadas en lo que se refiere a la lucha de esta Federación en el interior y el exterior de Alemania por la liberación de nuestro Pueblo. Mis camaradas se sienten muy reconocidos porque han reconocido la pureza de nuestras intenciones y de nuestra voluntad, dándonos la posibilidad de ser miembros del Partido y de sus ramificaciones.

En este día histórico en que por orden suya el Ejército resucitado ha izado la bandera que usted le ha dado, nosotros, viejos camaradas de los ‘Cascos de Acero’, queremos ver en ello un acto simbólico y declaramos que nuestras finalidades han sido logradas. Decimos esto con la gratitud del combatiente que quiere vivir el momento en que serán cumplidas las finalidades y sus ideas.

Le anuncio, mi Führer que he decretado la disolución de la Federación de ex combatientes 'Cascos de Acero’, felicitando a mis camaradas por su fidelidad y su espíritu de sacrificio.” (3)


Agencias DNB (1) (3) y “United Press (2); Berlín 08 de noviembre de 1935.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!