miércoles, 12 de noviembre de 2014

RUDOLF HESS 33 (color): "Sé con qué ansias ustedes, en el extranjero, anhelan pisar nuevamente la tierra patria y sé que todos aquellos que ahora se hallan en esta Alemania nueva están henchidos de orgullo al ver lo nuevo y grandioso que supera todo lo que se hubiera podido imaginar."


NOS UNE EL MISMO DESTINO

Compatriotas en el extranjero y marinos:

La vieja patria que se ha convertido en una Alemania nueva los ha recibido con los brazos abiertos, con los corazones abiertos. Les da la bienvenida como miembros no solamente de la comunidad del Pueblo alemán, sino también del destino común. Pues nos une el mismo destino. Con la caída de Alemania su estrella palideció, al ser desdeñada Alemania decreció su prestigio. Pero ahora que la nueva Alemania se presenta al mundo orgullosa y fuerte, al declararles solidarios con Alemania, pueden hacerlo de nuevo con la cabeza erguida. El honor de Alemania es su honor.

Sé con qué ansias ustedes, en el extranjero, anhelan pisar nuevamente la tierra patria y sé que todos aquellos que ahora se hallan en esta Alemania nueva están henchidos de orgullo al ver lo nuevo y grandioso que supera todo lo que se hubiera podido imaginar.

Sé que la mayoría de ustedes quisieran quedarse porque se han dado cuenta de que ningún otro país del mundo es tan bello como nuestra Alemania. Vivirán el Reichsparteitag como manifestación del puro y concentrado Nacional-Socialismo. Verán marchar a los hombres de la SA y SS, los dirigentes políticos, la juventud, los hombres del Servicio del Trabajo y les darán una idea de la nueva y magnífica Wehrmacht. Y si la suerte les acompaña, verán al hombre que levantó a Alemania cuando el mundo creía que Alemania estaba perdida. Verán al hombre que salvó a Alemania. Verán al hombre que creó el concepto Führer y quien, como primer Führer con este concepto, colocó el más fuerte lazo alrededor de Alemania y de todos los alemanes del mundo. Verán cara a cara al hombre que la historia alemana considerará como uno de sus más grandes personajes.

Cuando ustedes, mis compatriotas en el extranjero y marinos, regresen a sus tareas, al volver a sus países y barcos, digan a aquellos en el exterior que han visto el país de sus antepasados y que es más grande y glorioso de lo que ustedes hubieran soñado. Anden y declaren que:

¡Alemania vivirá… porque vive un Adolf Hitler… y porque en el cielo vive un Dios que apoya a Alemania!


Rudolf Walter Richard Hess; del discurso “A los alemanes en el extranjero y a los marinos”, Stuttgart, 28 de agosto de 1937.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!