martes, 9 de diciembre de 2014

CONFERENCIA NAVAL DE LONDRES (4): "Todo indica que en 1936-37 las construcciones navales estarán probablemente en auge."



DIVULGACIÓN DE ASUNTOS NAVALES

El famoso manual de cuestiones navales: ‘Los barcos de guerra’, de A. N. Janes, cuya edición correspondiente a 1935 ha sido publicada hoy, opina que, sea cual fuere el resultado de la Conferencia Naval que se inaugurará el lunes próximo, el mundo ha entrado en una nueva era de construcción de grandes barcos de guerra.

Este libro, el mejor informado y más moderno de todos los manuales similares, dice: “Todo indica que en 1936-37 las construcciones navales estarán probablemente en auge”.

La nota dominante de todo este opúsculo de 543 páginas, es que aun cuando los delegados de cinco grandes potencias marítimas están en vísperas de reunirse en la Conferencia Naval, todas las naciones han decidido desarrollar sendos programas de grandes construcciones navales.

Recordando la extinción de las cláusulas marítimas del Tratado de Versalles, como resultado del acuerdo anglo-alemán, Janes descubre ciertos detalles de los dos barcos de guerra de veinte mil toneladas que Alemania está construyendo para contrarrestar a otros similares de la Marina francesa.

Según indica Janes, estos dos nuevos barcos alemanes tendrán aproximadamente una velocidad de 30 nudos.

Los técnicos consideran esta velocidad como un progreso sobre los tipos ya existentes, recordando que los dos barcos de guerra mayores actualmente en uso, sólo pueden desarrollar una velocidad de 23 nudos. Janes detalla el armamento de estos dos barcos alemanes, que además de grandes cañones tienen una batería contra destructores, cañones antiaéreos y dos hidroaviones.

Aunque los barcos de guerra alemanes ‘de bolsillo’ de 10 mil toneladas han sido calificados ya de ‘terror de los mares’, el autor del manual antes aludido declara que los dos nuevos buques de 20 mil toneladas serán formidables armas.

Janes revela también que dos barcos de guerra italianos actualmente en construcción, tendrán una velocidad de 30 nudos.

Refiriéndose a Japón, Janes manifiesta que, de acuerdo con noticias admitidas, los submarinos japoneses han sido equipados con un pequeño hidroavión, pero no cree que esta clase de barcos tenga mucha aceptación.

Las investigaciones han demostrado que los Estados Unidos hicieron experimentos con barcos similares, hace aproximadamente diez años, y encontraron que su uso era en realidad muy poco práctico.

Janes afirma que los japoneses proyectan transformar, en caso de necesidad, los buques ‘tenders’ de aviones, en portaviones. Como es sabido, los ‘tenders’ sólo sirven para reparar los aviones y para albergar a los tripulantes de los mismos.


Agencia United Press”; Londres, 06 de diciembre de 1935.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!