domingo, 14 de diciembre de 2014

CONFERENCIA NAVAL DE LONDRES (5): "Por lo que se refiere a la supresión de los submarinos, Francia que tiene los mayores submarinos del mundo, e Italia, cuya fuerza en submarinos está creciendo rápidamente, son opuestas al criterio británico."



FACTORES DEL PROBLEMA DE LA DEFENSA EN LOS MARES

La noticia de que los Estados Unidos y la Gran Bretaña van a trabajar de acuerdo en la Conferencia Naval está justificada por la comunidad de puntos de vista de ambas naciones con respecto a la guerra ítalo-etíope. Mientras Washington negó siempre que haya sido movido por otro sentimiento que el de las más estricta neutralidad para con las beligerantes se hace resaltar que los ingleses han acogido con calurosa aprobación todas las medidas que Roosevelt ha adoptado en relación con la guerra en África oriental, ya que cada paso dado por el mismo ha facilitado la labor de Inglaterra y de la Sociedad de Naciones. Se prevé que como consecuencia natural de este estado de cosas, el Gobierno inglés apoyará en cuanto pueda las sugestiones de los Estados Unidos, particularmente en lo que se refiere a los argumentos americanos en favor de la conservación de los barcos de guerra armados de gran calibre que la marina de los Estados Unidos necesita a causa de las largas distancias que median entre sus bases navales.

Por lo que se refiere a la supresión de los submarinos, Francia que tiene los mayores submarinos del mundo, e Italia, cuya fuerza en submarinos está creciendo rápidamente, son opuestas al criterio británico.

Alemania, aunque no esté representada en la Conferencia Naval, ejercerá una gran influencia sobre la manera de obrar de Inglaterra, ya que según el acuerdo naval anglo-alemán, Alemania tiene derecho a aumentar sus construcciones navales automáticamente al aumentarlas Inglaterra, lo que incidentalmente es un punto que los franceses nunca aceptaron con agrado.

Las fuerzas navales mediterráneas representarán otro obstáculo, ya que Italia, según se cree, está determinada a mantener sus derechos navales hasta el máximum, especialmente desde que la presencia de la flota británica en el Mediterráneo le permite insistir sobre la amenaza que representaría ésta contra la seguridad italiana, si cualquier incidente funesto se produjera.


Agencia United Press”; París, 10 de diciembre de 1935.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!