viernes, 5 de diciembre de 2014

HJALMAR SCHACHT 7 (color): "¿Cómo puede favorecerse el arte y la belleza en este mundo si no hay gente que destine su dinero a estas obras? Llegará el día en que el mundo se dará cuenta de la tarea nacional llevada a cabo por el Führer."



EL DOCTOR SCHACHT EN EL CONGRESO DEL FRENTE NACIONAL DEL TRABAJO

En el Congreso del Frente Nacional del Trabajo, el Señor Hjalmar Schacht, Ministro de Asuntos Económicos del Reich, pronunció una conferencia sobre las relaciones entre la Economía y el Trabajo y sobre la dificultad de los problemas que Alemania debe resolver. El señor Schacht ha afirmado:

“Si se quisieran resolver todos los problemas de golpe, se plantearían probablemente dificultades tan considerables, que acarrearían serios percances al Estado. Por eso el Führer ha escogido una parte de los problemas para concentrar las fuerzas nacionales sobre la cuestión que debe resolverse. Esta concentración se dirigió en el curso de los primeros años de la era Nacional-Socialista a la cuestión de encontrar trabajo para todos. Este programa ha sido ampliado poco a poco, realizándose el programa de defensa nacional.

No puede confundirse el Capitalismo que los Nacional-Socialistas combaten en forma violenta, con el sistema económico que utiliza la maquinaria y las herramientas modernas.

Condeno toda nivelación igualitaria. Es evidente que el Pueblo alemán tiene necesidad de una capa de gente que viva en el bienestar. ¿Cómo puede favorecerse el arte y la belleza en este mundo si no hay gente que destine su dinero a estas obras? Es insensato querer abandonar esta labor al Estado.

Cuando se tienen en cuenta los medios enormes de que tiene que disponer el Estado Nacional-Socialista para cumplir con sus múltiples tareas, se comprende que el Estado tenga necesidad del mayor número de ingresos posibles. En estas condiciones, se comprende que el Estado no pueda reducir los impuestos. El Nacional-Socialismo no puede olvidar el hecho de que nos hemos sacrificado enormemente y que una de las faltas políticas más graves es predicar a los compatriotas lo que no está conforme con la realidad. No he encontrado nunca un obrero que no haya comprendido que todo lo que se ha hecho es necesario e importante y que todo el mundo debe contribuir a realizar estas grandes cosas. Sobre todo, el obrero, influido por el Nacional-Socialismo, no se dejará engañar nunca por burlas.

Los alemanes pueden confiar sus ahorros a las Cajas públicas con más seguridad que en cualquier otro país y desmiento a los rumores inflacionistas. Les doy mi palabra de que nunca seré cómplice de semejante medida, y además tengan la seguridad dada por el Führer de que nunca la tolerará.

Son necesarios los intercambios comerciales con el extranjero, y condeno la falsa propaganda, que compromete las exportaciones, y hace perder a Alemania centenares y centenares de millones de marcos en divisas y reduce el número de obreros en la industria de exportación. Cuanto más podamos comprar, tanto más podremos trabajar.

Declaro ser Nacional-Socialista de convicción, y llegará el día en que el mundo se dará cuenta de la tarea nacional llevada a cabo por el Führer. Es preciso, pues, concentrar la voluntad en el trabajo y en la defensa nacional y asegurar la paz a las empresas impidiendo perturbaciones.

Tenemos la necesidad de poseer una fuerza armada, porque, llegado el caso, no encontraríamos en este mundo nuestro derecho sino tuviésemos fuerza para defenderlo. Encontraremos esta fuerza si concentramos nuestra voluntad con esta finalidad."


Agencia DNB”; Leipzig, 04 de diciembre de 1935.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!