lunes, 15 de diciembre de 2014

LA DEUDA PÚBLICA: "Estos aumentos de gastos nos causan muchas preocupaciones y la necesidad de rearme que se impone a Alemania, nos obliga a toda clase de privaciones."



LA SITUACIÓN ECONÓMICA ALEMANA

Desde septiembre de 1934 hasta septiembre de 1935, la deuda pública regular del Reich se ha elevado desde 11.571 millones a 13.468 millones de marcos. El aumento ha alcanzado la cifra de 1.797 millones de marcos en un año, o sea una suma aproximada de 150 millones de marcos por mes.

Estas cifras ponen de manifiesto la acumulación de los déficits presupuestarios, que no pueden cubrirse con las plusvalías de los impuestos. Sin embargo estos son muy considerables: el Secretario de Estado en el Ministerio de Hacienda previó recientemente que las plusvalías de los impuestos para el ejercicio fiscal de 1935-36 se elevarían a mil doscientos millones de marcos. El déficit presupuestario se traduce por un aumento regular de la deuda pública.

Por consiguiente, sumando el aumento de los ingresos fiscales y el aumento de la deuda pública, se puede calcular que los gastos del Reich para el período 1935-36 serán superiores a tres millones de marcos, aproximadamente, sobre las cifras del año precedente.

El último presupuesto público alemán, el del ejercicio 1934-35, contenía un capítulo de gastos que se elevaba a unos 6.500 millones de marcos. Estas previsiones fueron superadas, puesto que el ejercicio fiscal se cerró con un déficit de 415 millones de marcos. Basándose sobre las cifras que anteceden, se puede calcular, por consiguiente, que los gastos del Reich se elevarán este año a unos diez mil millones de marcos, aproximadamente.

Este aumento de tres mil millones corresponde, según todas las apariencias, a los nuevos gastos contraídos por Alemania para su rearme. Es preciso notar que en el período de 1934-1935 las previsiones presupuestarias de los Ministerios del Aire y Defensa Nacional se elevaron a 1.103 millones de marcos, y, por consiguiente, el peso financiero que gravita sobre Alemania a consecuencia de su rearme es de unos cuatro mil millones de marcos, por lo menos. Indudablemente, es el presupuesto de armamentos más elevado del mundo.

Por otra parte, es muy posible que estas cifras, ya imponentes por sí mismas, sean completadas con un presupuesto extraordinario, cuyo importe es difícil de calcular. Si es verdad que el rearme alemán se realiza siguiendo un plan de tres años, los gastos anuales de rearme superarán forzosamente en una proporción considerable las cifras que figuran en el presupuesto regular. El Conde Lutz Schwerin von Krosigk, Ministro de Hacienda del Reich, ha declarado lo siguiente:

“Estos aumentos de gastos nos causan muchas preocupaciones y la necesidad de rearme que se impone a Alemania, nos obliga a toda clase de privaciones”.

Por otra parte, el Ministro explicó recientemente el secreto de la financiación de estos gastos. En efecto, en un precedente discurso el Conde von Krosigk calificó el procedimiento de ‘financiación anticipada’. Hoy ha hablado ‘de una política activa de créditos’. La financiación anticipada se efectúa, en efecto, mediante la constante movilización de capitales existentes en el mercado alemán. Un mecanismo racionado permite utilizar el dinero a corto plazo. Numerosos empréstitos han permitido al Reich consolidar unos 1.800 millones de marcos de la deuda flotante. Ésta se estima que en los momentos actuales asciende a 9.000 millones de marcos aproximadamente, y que aumenta día tras día.

En los círculos financieros de Berlín se espera que el Dr. Hjalmar Schacht emita próximamente un nuevo empréstito de consolidación.


Agencia Havas”; Berlín, 11 de diciembre de 1935.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!