martes, 17 de marzo de 2015

FINANZA BRITÁNICA: "La racha de oro de Londres a Washington y a París hace inevitable la regulación del comercio. Por eso el Gobierno Nacional Británico adoptó las medidas que todos sabemos. Había que procurarse recobrarse la confianza en la estabilidad de Inglaterra.”

Sir Walter Runciman


LA POLÍTICA FINANCIERA BRITÁNICA

El Presidente de la Board of Trade, Walter Runciman, ha dirigido la palabra a una reunión de pescadores en Porthleven, Cornwall.

Exponiendo las causas de la crisis ha dicho que todos los pagos de Europa a los Estados Unidos puede decirse que se han hecho por medio de Inglaterra. Los pagos se hacían en Londres y en este mercado se transmitían por medio de la banca a los Estados Unidos. Se recibían pagos en servicios y especie, lo cual daba a los países extranjeros derecho a que ciertos valores pasaran en Inglaterra cuando eran pedidos los pagos en otro punto.

La Cámara de Compensación Británica era la encargada de hacer estas transmisiones a los Estados. Unidos. Esto no puede hacerse en géneros ni en billetes. Los Estados Unidos querían dólares, y dólares oro.

“Mercancías no nos es posible mandar en gran cantidad a causa de las tarifas norteamericanas, que son las prácticas prohibitivas. Servicios nuestros no quieren aceptar porque no le agrada ver navegar barcos nuestros en competencia con su flota mercante.

Desde 1921 el aumento de las cargas de pagos pesó sobre los hombros de Inglaterra, pues todos los envíos tenían que ser en oro. En 1931 no sólo buscábamos vías naturales de comercio a través de Londres, sino que los pagos de Francia y Alemania e Inglaterra a los Estados Unidos resultantes de las reparaciones se efectuaban asimismo por Londres.

Las deudas de guerra se arreglaban en Londres. Estábamos sosteniendo el cambio exterior con los máximos esfuerzos. Por fin vino la crisis sobre Inglaterra.

La racha de oro de Londres a Washington y a París hace inevitable la regulación del comercio. Por eso el Gobierno Nacional Británico adoptó las medidas que todos sabemos. Había que procurarse recobrarse la confianza en la estabilidad de Inglaterra”.

De aquí saca razonamientos en defensa de las reformas fiscales.

“Defiendo la Política Proteccionista, y acerca de la Ley de Impuestos sobre importaciones, declaro que sin esta medida hubieran faltado treinta millones de libras en el presupuesto.

No impusimos el Proteccionismo por gasto ni en broma. Adoptamos la política aduanera moderada y bien controlada porque era una exigencia del tiempo”.


AgenciaReuters”; Londres, 06 de febrero de 1933.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!