viernes, 17 de abril de 2015

POLÍTICA RACIAL (3): "Cientos de empleados de todas clases que no poseen ni el suficiente patriotismo ni el preciso fervor nacional, son sustituidos por otros que poseen tan excelsas cualidades."



LA LIMPIEZA

La palabra que ha puesto de moda el Gobierno Hitler-Hugenberg-Papen es la palabra ‘limpieza’, con la que, en realidad, han sido sustituidas todas las grandes frases del programa ‘Nazi’. ‘Limpieza de la raza’, ‘limpieza de la administración’, ‘limpieza del espíritu alemán’. Sobre todo la limpieza en la Administración Pública está siendo verdaderamente importante: todos los empleados sospechosos de Liberalismo, Socialismo o Comunismo son ‘barridos’ y arrojados a la calle, agregando al nombre de su cargo las letras ‘a D’, que equivalen al castizo ‘ex’ español. Por ejemplo: ‘Presidente de la policía de Hannover a. D.’, es decir: Presidente de la Policía de Hannover exceptuado de servicio. Y este ‘a. D.’ representa el sueldo íntegro que el interesado seguirá cobrando, ‘pre nominando’, cada mes. Cientos de empleados de todas clases que no poseen ni el suficiente patriotismo ni el preciso fervor nacional, son sustituidos por otros que poseen tan excelsas cualidades. Y las dos especies, unos porque poseen el fervor nacional, y los otros porque no lo poseen, seguirán nutriéndose, prosaica y materialmente, a cuenta del contribuyente alemán.

Otra de las formas que la ‘limpieza’ toma es la prohibición de periódicos, folletos, libros, etc., en todos aquellos casos en que se intente someter a extrañas influencias ‘el espíritu del Pueblo germánico’. Bajo la advocación del ‘espíritu germánico’  acaban de ser expulsados de la Academia de Poesía el gran escritor Liberal Heinrich Mann, la gran dibujante Socialista Käte Kollwitz y el doctor Wagner, y se prepara la expulsión de Alfred Doeblin y otros grandes poetas alemanes de la actualidad. La prohibición de los periódicos y revistas ha adquirido proporciones inauditas. Hitler, Hugenberg y von Papen han prohibido casi todos los periódicos que han osado enfrentarse al Gobierno, desde los Comunistas hasta los Católicos, incluyendo los periódicos de los grupos Nacional-Socialistas disidentes, como Strasser, etc. Ayer ha sido promulgada la prohibición del órgano central de los Católicos Alemanes ‘Germania’, que cuenta muchos años de existencia y no había sido jamás suspendido, ni aun en los azarosos días de la revolución. Otro de los periódicos prohibidos es el ‘Schlesische Volkszeitung’, órgano del principado arzobispal de la Silesia, y, más o menos directamente inspirado por la Santa Sede. No existe una estadística completa, pero pueden calcularse en más de doscientos el número de periódicos y revistas, de todas las tendencias, prohibidas el día que se escribe esta información.

La lucha contra las ‘influencias ajenas al espíritu germánico en pro de su limpieza’ ha adquirido los más intensos caracteres en el asalto a la Escuela de Arte de Schöneberg, asalto que constituye un ejemplo típico de los procedimientos Nacional-Socialistas propugnados por Hitler desde la oposición y que ahora llevan a la práctica sus huestes, mientras el mismo Hitler ocupa el sillón de la Cancillería. En la Escuela de Arte de Schöneberg irrumpió una ‘escuadra de asalto’ completa, vestida de uniforme, en el momento en que se celebraban exámenes; los Hitlerianos se dirigieron a los distintos departamentos, detuvieron a los profesores, riñieron con palabra y obra a los alumnos, en su mayoría muchachas; izaron la bandera ‘Nazi’, condujeron a todo el mundo a la calle... hasta que llegó la policía. La ‘Asociación de Estudiantes Nacional-Socialistas’ publica ahora una nota sobre el caso, justificándolo con el argumento de que los profesores maltratados y detenidos eran antinacionales y ‘Marxistas’.

Respecto a la 'limpieza de la raza’, los Nacional-Socialistas han iniciado una gran campaña de exaltación de la raza germánica y corrupción en la mezcla racial. Ya antes de que estuvieran en el Gobierno, había sido dictada una orden que prohibía a todo miembro de las organizaciones Nacional-Socialistas el matrimonio con judíos o elementos pertenecientes a razas no arias. Ahora el ‘Angriff’ está publicando una serie de artículos contra la raza judía, causante de todos los males que afligen al Pueblo germánico:

“Entonces, hace casi mil años, en aquel tiempo en que los judíos no existían sobre el suelo alemán, alcanzó el Pueblo alemán su más alto grado de prosperidad.”

Publica, además, mapas sinográficos sobre cómo se multiplicó el número de judíos en el mundo, y en relación directa se aumentaron los males y las calamidades humanas. Lo cual, ¡claro está!, quiere decir que los judíos son los portadores del microbio de la descomposición.

“El número de judíos ha subido desde 1800 hasta 1932 de dos millones a 16 millones, mientras que el número de arios ha subido solamente de 187 millones a 602. Los judíos se reproducen, por tanto, con doble velocidad que los arios”.

Y el ‘Angriff’ saca después la consecuencia de que los arios deben aprovechar la ocasión de que los judíos son pocos todavía para 'tragárselos', pues si no llegará un día en que serán los judíos quienes  se 'traguen' a los arios...

Como se ve, la represión Hitler-Hugenberg-Papen no comienza con mucha más imaginación, ni con más nuevos recursos o métodos que han comenzado todas las reacciones de nuestro tiempo. En su manifiesto electoral, los ‘Sindicatos Católicos’ hacen un cotejo entre los problemas que Hitler planteaba en su programa de oposición y la solución que les da, con lo que Hitler está haciendo desde el Gobierno, con los problemas que el Gobierno se ha enfrentado, y señala cómo no ha iniciado siquiera solución alguna a ninguno de los conflictos vitales que tiene Alemania suspendidos, como la espada de Damocles, sobre su cabeza. Y este ataque de los ‘Sindicatos Católicos’ constituye, sin duda, el ataque más fuerte, que se le ha dirigido a Hitler desde que subió a la Cancillería.


Augusto Assia; febrero de 1933.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!