martes, 19 de mayo de 2015

PRENSA NS (7): "El todo es siempre más que la simple suma de sus elementos. El factor racial es mucho más importante que todos los demás en la determinación de las ideas y las creencias de las masas. Estas diferencias de raza engendran especies distintas de masas y de naciones. El conjunto de caracteres comunes impuestos por el medio y la herencia a todos los individuos de un Pueblo constituye el alma de ese Pueblo."



LA UNIDAD MENTAL DE LAS MASAS

En un prólogo por otra parte sin gran interés, Otto Klineberg, Profesor de la Sorbona, recuerda uno de los principios esenciales de la Psicología de la Forma (Gestalt): "el todo es siempre más que la simple suma de sus elementos."

Como en la Teoría de Conjuntos, la masa es más que la simple adición de los individuos que la componen. "Es así - escribe Le Bon -, que podemos ver cómo un jurado dictaría un veredicto que cada uno de los miembros desaprobaría individualmente, a una asamblea parlamentaria adoptar leyes y medidas que rechazarían particularmente cada uno de los miembros que la componen. Por separado, los miembros de la Convención eran unos burgueses pacíficos entregados a sus costumbres rutinarias. Reunidos en masa, bajo la influencia de los cabecillas, enviaban sin pudor a la guillotina a personas manifiestamente inocentes". 

La sugestión se exagera cuando es recíproca. La masa criminal que asesinó, el 14 de julio de 1789, a Launay, gobernador de la Bastilla, estaba compuesta por honrados tenderos, boticarios y artesanos. Lo mismo puede decirse de las matronas tricotando su ganchillo que contemplaban el rodar de cabezas en la guillotina, de la noche de San Bartolomé, de los comuneros, de toda suerte de manifestaciones públicas que terminan en orgías de sangre, saqueos y destrucción. El mismo desbordamiento puede ejercerse en sentido: "la renuncia a todos sus privilegios votada por la nobleza francesa la noche del 9 de agosto de 1789, jamás hubiera sido aceptada por ninguno de sus miembros individualmente". Puede así ser enunciada una "Ley de Unidad Mental de las Masas" caracterizada por "el desvanecimiento de la personalidad consciente y la orientación de los sentimientos y los pensamientos en un único sentido".

"Hemos entrado en la era de las masas - escribe Gustave Le Bon -, que señala las consecuencias de la irrupción (legal) de las masas en la vida política. Consecuencias inquietantes, pues su dominación siempre representa una fase de desórdenes". El Barón Motono, antiguo Ministro de Asuntos Exteriores del Japón, traductor, en 1914, a la lengua nipona de "Psicología de las Masas", escribió en el prólogo: "Con el progreso de la civilización, las razas, como los individuos de cada raza, tienden a mezclarse y a actuar por sintonía. Se avecinan, pues, tiempos muy peligrosos". Le Bon estima, también, que el factor racial ocupa un primer rango, "porque él solo es mucho más importante que todos los demás en la determinación de las ideas y las creencias de las masas".

Apreciación que tiene del hecho de que los rasgos del carácter manifestados por las masas, que, siendo regulados por el inconsciente, "poseen la mayor parte de los individuos de una raza". La "masa psicológica" actúa así como desveladora del alma colectiva, en el sentido de Jung: "Lo heterogéneo se sumerge en lo homogéneo, y las cualidades inconscientes dominan". Así se explica la poca disposición de las acciones de las masas: "Las decisiones de orden general tomadas por una asamblea de hombres distinguidos, pero de especialidades diferentes, no son sensiblemente superiores a las decisiones que pueda tomar una reunión de imbéciles. Solamente pueden asociar, en efecto, las cualidades mediocres que todo el mundo posee. Las masas acumulan no la inteligencia, sino la mediocridad".

Las tradiciones guían a los pueblos. Sólo se modifican las formas exteriores, que dan a las sociedades la ilusión de romper con su pasado. "Una masa latina - anota Le Bon -, por revolucionaria o conservadora que se la suponga, invariablemente apelará, para realizar sus exigencias, a la intervención del Estado. Es siempre Centralista y más o menos Cesarista. Una masa inglesa o americana, al contrario, no conoce al Estado y no se dirige más que a la iniciativa privada. Una masa francesa tiende ante todo a la igualdad, y una masa inglesa a la libertad. Estas diferencias de raza engendran especies distintas de masas y de naciones". Y precisa: "El conjunto de caracteres comunes impuestos por el medio y la herencia a todos los individuos de un Pueblo constituye el alma de ese Pueblo".

Las masas son igualmente intolerantes y 'femeninas', "pero las más femeninas de todas - asegura Le Bon- son las masas latinas". En ellas el instinto siempre prima sobre la razón. Llevadas al primarismo, a los juicios excesivos, no soportan la contradicción. "Siempre dispuestas a sublevarse contra una autoridad débil, se muestran serviles antes una autoridad fuerte".


Alain de Benoist.







2 comentarios:

  1. ¡Hola Ana!

    En primer lugar, una tremenda enhorabuena por tu trabajo en el blog. Me lo pasaron hace unas semanas y me fascinó, me he guardado los dos álbumes del Reich y me he leído varios artículos y entradas. Los de Educación que hiciste me parecieron excelentes. Es el mejor blog que conozco de nacionalsocialismo en lengua castellana. Enhorabuena de nuevo.

    Me ha gustado la entrada, todos los días siempre leo un artículo de Devenir Europeo y una entrada tuya para continuar mi formación como nacionalsocialista. ¿Conoces la asociación de la que te hablo?

    Saludos y gracias por tu incansable trabajo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Eligos! ¡Bienvenido a Espejo de Arcadia!

    Primeramente agradezco tus amables palabras. Es un gusto saber que el poco o mucho esfuerzo que se hace por recolectar información histórica, y de la cual todos aprendemos y nos cultivamos, sea de agrado de los amables lectores. La historia no es una rama que se distinga precisamente por ser sencilla; al contrario, bien sabemos que es entrar en un mundo político todavía mucho más complicado que el actual, si a este tipo de temas nos enfocamos. Y como puedes ver, todo mundo es libre de expresar sus puntos de vista, sean positivos, sean negativos. Lo importante es aprender nuevas cosas, nuevos datos, nuevas perspectivas. Todo en el marco del respeto.

    Por otro lado, en internet se puede acceder a la página de la asociación en cuestión. Cuentan con interesantes artículos históricos informativos.

    ¡Un cordial saludo, Eligos!

    ResponderEliminar

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!