domingo, 29 de noviembre de 2015

BENITO MUSSOLINI 5 (color): "Italia estará siempre al lado de la Argentina en los esfuerzos que a su vez hace por su engrandecimiento. El sentimiento de la fraternidad ítalo-argentina está, pues, cimentado en la comunidad de la civilidad, la cultura, la lucha y el trabajo."



AMISTAD ÍTALO-ARGENTINA

El Jefe del Gobierno, Señor Benito Mussolini, ha dado en el Palacio de Venecia un almuerzo en honor de la embajada extraordinaria de la República Argentina, al que han asistido, además de los miembros de la embajada las altas autoridades italianas, entre ellas dignatarios de la corte real y funcionarios del Ministerio de Negocios Extranjeros.

A los postres el Jefe del Gobierno pronunció un discurso en el que recordó los vínculos de amistad que ligan al Pueblo argentino y al italiano, y la aportación argentina al trabajo y la cultura italiana:

“La historia del Pueblo argentino, puede sintetizarse en el doble milagro de la lucha por la independencia y contra las dificultades que se oponían a la prosperidad del Pueblo.

Italia estará siempre al lado de la Argentina en los esfuerzos que a su vez hace por su engrandecimiento. Entre las personas ilustres que han figurado a la cabeza del resurgimiento argentino, como los Sanmartín, los Rivadera, los Pueyrredón y otros, hallamos a Manuel Belgrano, hijo de Liguria y héroe de la independencia argentina, y en la esfera de los constructores y Jefes de la industria, hallamos la aportación generosa de gente de nuestra raza.

El sentimiento de la fraternidad ítalo-argentina está, pues, cimentado en la comunidad de la civilidad, la cultura, la lucha y el trabajo. Recuerdo la excelente acogida hecha al Príncipe de Piamonte por la nación Argentina, y el Pueblo italiano corresponde ahora con agrado”.

Terminado el discurso del señor Mussolini se ejecutó el himno argentino, que fue escuchado de pie por los presentes.

Después habló el embajador señor Ezequiel Ramos Mexía, quien tributó un ferviente saludo a la bella y grande Italia y expresó el reconocimiento de la Argentina al soberano italiano por haberla honrado con la visita de su hijo el Príncipe de Piamonte, y elogió a Mussolini por haber planteado a la humanidad el problema de una nueva Democracia, organizada y constructiva y capaz de resolver las luchas sociales sobre la base de cooperación y paz entre las clases, alejando para siempre las soluciones basadas en la envidia, el odio y la violencia exterminadora.

Siguió diciendo el señor Ramos Mexía:

“El actual régimen dará resultados sorprendentes tanto en el orden político como en el social, en el terreno económico financiero, igual que en el intelectual y artístico. La misión de esta embajada extraordinaria era más bien sentimental que política y brindo por el Rey, el Príncipe heredero, y el admirado Jefe del Gobierno italiano”.

La orquesta ejecutó entonces la marcha real y el himno “Giovanezza”, que fueron escuchados de pie por los asistentes.


Agencia “Stefani”; Roma, 10 de abril de 1933.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!