sábado, 30 de enero de 2016

OPERACIÓN SINDICATO (2): "El Marxismo es hábil, pero no nos engaña. Le asestaremos el golpe de gracia antes de que vuelva a levantar la cabeza. Esta acción no va dirigida contra los obreros, sino contra el Marxismo. Los obreros verán sus derechos sindicales garantizados."

Dr. Robert Ley y Baldur von Schirach


CONTRA EL SINDICATO MARXISTA

Después de los apoteósicos desfiles organizados en honor de Hitler y de la Revolución Nacional-Socialista, que se han celebrado en todas las grandes ciudades de Alemania con un esplendor que apenas si han tenido nunca cuando los Socialistas celebraban desde el Poder la fiesta del primero de mayo, el Gobierno ha querido extremar todavía más su persecución a todo cuanto representara una fuerza Socialista, incautándose de los Sindicatos Obreros, que no hace mucho tiempo se consideraban como la mayor fuerza del país, capaz de sostener por sus propios medios una Revolución Socialista.

Sin embargo, la resistencia ha sido nula y los locales fueron ocupados ayer por las tropas Nacional-Socialistas, que practicaron unas cincuenta detenciones en total. Los jefes de los Sindicatos fueron inmediatamente depuestos y reemplazados por delegados del Partido Nazi.

Además el Gobierno se incautó de todas las hojas de propaganda de los Socialistas y pasan bajo su control. El Doctor Robert Ley, que ha sido encargado de reajustar la organización de los Sindicatos a las actuales exigencias de la Revolución Nacional-Socialista, ha lanzado un manifiesto a los obreros en el cual se les dice:

“El Marxismo es hábil, pero no nos engaña. Le asestaremos el golpe de gracia antes de que vuelva a levantar la cabeza. Los Jefes Socialistas pueden dar hipócritamente a Hitler tantas pruebas de adhesión como quieran, pero es preferible que se estén en la prisión, para mayor seguridad. Hoy quitamos a la canalla Marxista su arma más peligrosa...

Los obreros tendrán los mismos derechos que corresponde a todas las categorías sociales dentro de una Alemania unida y fuerte.”

Contrariamente a las dudas suscitadas sobre si la acción emprendida por el Fascismo alemán contra los Sindicatos Obreros Socialistas está de acuerdo con la intención del Gobierno, se hace constar de fuente autorizada que esta acción corresponde a la batalla proclamada por el Canciller. El Gobierno estima que no es posible que el Marxismo subsista en los Sindicatos Obreros ni que fuera en forma disfrazada. Por otra parte, esta acción no va dirigida contra los obreros, sino contra el Marxismo. Los obreros verán sus derechos sindicales garantizados.


AgenciaFabra”; Berlín, 03 de mayo de 1933.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!