viernes, 13 de enero de 2017

ROBERTO FARINACCI (22): "¡Muy bien! 'Il Regime Fascista' lo sabe también."


IX
"EL PARTIDO HA FRACASADO" DICE GRANDI

25 de julio de 1943:
GRANDI: Duce, usted sabe que mi lealtad hacia su persona y hacia el Régimen se encuentra hoy fuera de toda discusión. Este sentimiento ha de morir conmigo, porque su genio, que ha llevado...
MUSSOLINI: Esta noche me gustaría que fueran evitadas las adulaciones de costumbre. Vayamos al asunto.
GRANDI: Mi proposición - como los camaradas De Vecchi y De Bono han explicado ya - no tiene otro fin que descargar al Duce y al Fascismo de la inmensa responsabilidad que sobre ellos pesa por la dirección técnica de la guerra. Es inútil ocultar que la situación militar ha llegado a ser muy grave. Debemos, pues, adoptar, sobre todo, una posición más flexible respecto de nuestros aliados alemanes. Una autonomía e independencia más grandes nos permitirían sentirnos más libres de los germanos. Con el Duce en el Mando Supremo de las Fuerzas Armadas es imposible el logro de ese objetivo.
Además, el Partido ha desarrollado una propaganda y una táctica equivocadas. Es absolutamente superfluo precisar que el Ministerio de Cultura Popular (37) ha sido un organismo inútil para todo. Ha sido completamente inútil, por no decir perjudicial; y ha servido únicamente para amordazar a todos aquellos que - aun entre nosotros - podían haber sido de gran utilidad sometidos a una sincera crítica.
FARINACCI: ¡Muy bien! “Il Regime Fascista” lo sabe también. (38)
GRANDI: Quiero decir que si el Comandante Supremo, el piloto, llegó a tener informaciones exactas, el camino seguido debería haber sido diferente y más seguro.
MUSSOLINI: No digamos tonterías. Usted mismo, Grandi, ha venido a verme cientos de veces, y nunca ha abierto su boca más que para decirme que soy un genio insuperable, que siempre tengo razón y que todo marcha muy bien.
GRANDI: Sin embargo, más allá de nuestras personas, y por encima de ellas, está, Duce, la Nación, y está también el mundo. En éste se cree que nosotros estamos haciendo, no una guerra nacional, sino Fascista. Y ello se debe al Partido, que, como organismo, es un “leviatán” entrometido e impertinente. El Partido - tal como lo ha creado el innoble y estúpido Starace - es la causa original de todas las tendencias burguesas en él acusadas, de toda la “burocratización”, de toda la corrupción y de toda la decadencia moral.
MUSSOLINI: Poseo cartas de usted en las que, quizá por antagonismo hacia Farinacci, se dedica a exaltar a Starace. Usted ha alabado la introducción por él en la gramática de la forma “voi”, su creación del paso de marcha romano y la abolición del apretón de manos como saludo.
GRANDI: No lo recuerdo. No obstante, después de que el “Staracismo” haya pasado, podremos esperar que las cosas vayan mejor. Muti, Vidussoni y Serena (39) no han hecho otra cosa que empeorar la situación, tratando siempre con más y más empeño de absorber a la Nación entera en el Partido. Esto ha continuado hasta Scorza, quien, fundamentalmente, sigue el mismo camino que sus antecesores...
MUSSOLINI: ¿Por qué, pues, hasta fecha tan próxima como el pasado miércoles, me ha hablado usted con tanto entusiasmo de Scorza?
SCORZA: Y no hablemos de su entusiasmo, expresado en el telegrama que recibí al día siguiente de mi último discurso.
GRANDI: Yo puedo alabar las buenas intenciones del Fascista Scorza. Pero ha llegado el momento de hablar abiertamente y de aceptar nuestras verdaderas responsabilidades. La Historia nos juzgará pronto.
MUSSOLINI: Entonces, ¿es esta la primera vez que habla usted sinceramente?
GRANDI: No. Pero quiero decir que todos nosotros debemos declarar, categóricamente, que el Partido ha fracasado. No podemos volver al espíritu de los días pre-revolucionarios. Es demasiado tarde. Debemos, más bien, adaptarnos a la realidad presente. Y la realidad nos enseña que Alemania, aun en el caso de que gane la guerra, nos tratará como a esclavos, y que las Democracias anglosajonas podrían, por el contrario, utilizarnos y ofrecernos compensaciones frente a los rusos.
(37) El Ministerio de Cultura Popular dirigía la Prensa y la Propaganda del Régimen Fascista. 
(38) Periódico exaltadamente Fascista, que obedecía las Consignas de Farinacci y en el que éste colaboraba asiduamente.
(39) Los tres fueron Secretarios del Partido después de Starace.


Diario de Roberto Farinacci.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!