miércoles, 26 de abril de 2017

ROBERTO FARINACCI (30): "Nunca esperé del Camarada Suardo que podría llegar a un acto de verdadera traición frente al enemigo."


Conde Giacomo Suardo

XII
INTERVIENE EL PRESIDENTE DEL SENADO

MUSSOLINI: La Asamblea se da por enterada y, posteriormente, someterá a votación la proposición. Ahora, el Conde Suardo (49) tiene la palabra.

SUARDO: El Camarada Ciano ha demostrado claramente cómo su amor y su lealtad al Fascismo le obligaron precisamente a aprobar el proyecto presentado por el Conde Grandi. Si se considera mi lealtad a la Monarquía y mi absoluta fidelidad al Fascismo, yo no puedo hacer otra cosa que apropiarme, en sus líneas generales, los argumentos del Conde Ciano. Cuando, el otro día, Grandi me presentó su proposición, yo la comenté en términos desfavorables: no había logrado convencerme plenamente. En realidad, estaba orientado hacia la proposición de Scorza. Pero ahora que veo la discusión concentrada solamente sobre la proposición de Grandi, si es indispensable una unidad de propósito, estoy dispuesto a darle mi apoyo...

FARINACCI: Nunca esperé del Camarada Suardo - cuyos recursos espirituales y cuya devoción por la causa Fascista están fuera de duda - que podría llegar a un acto de verdadera traición frente al enemigo. A pesar de sus argumentos, yo invito al Camarada Suardo a grabar en su mente que las conspiraciones tramadas por el Conde Acquarone le dejan a él a un lado, y ello porque el Ministro de la Casa Real sabía muy bien que no habría tenido éxito en sus gestiones cerca del presidente del Senado; Acquarone sabía que obtendría mejores resultados acercándose a otras personas.

SCORZA: ¡Los nombres!...

FARINACCI: Usted los conoce muy bien: Ambrosio, Badoglio, Grandi, Bottai, Federzori y AIbini. He sido informado de que Rossoni está también entre ellos.

ALBINI: Eso no es cierto.

SUARDO: A pesar de las palabras de Farinacci, en las cuales observo el consejo de mi amigo Tringali-Casanova, no me siento obligado a aventurarme por un terreno que no me incumbe: el de la intriga. Veo que mis primeras sospechas acerca de la proposición de Grandi no eran infundadas. Camarada Farinacci, espero que no me guardará rencor si no voto su proposición o si concedo todo mi apoyo a la de Grandi.

MUSSOLINI: Los votos serán emitidos después. Observo que el Conde De Marsico desea hablar.

(49) El conde Suardo era presidente del Senado italiano y, dentro del Partido, representaba la tendencia más unida a la Monarquía.

Diario de Roberto Farinacci.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!