viernes, 30 de junio de 2017

CONFERENCIA ECONÓMICA MUNDIAL (2): "No esperemos que un mundo infectado por la peste moral de Versalles nos haga concesiones por amor a Alemania, sino por razones económicas, históricas y geográficas. Alemania es el corazón de Europa y el corazón alemán deberá ser fortificado para que pueda ejercer bien sus funciones."




EXPECTATIVA ECONÓMICA MUNDIAL

Con motivo de la apertura de la Conferencia Económica Mundial, los diarios se ocupan extensamente de los múltiples problemas cuya solución deberá buscar la Conferencia.

El ‘Montag’ escribe: “La Conferencia deberá remontarse hasta el origen de la angustia de los treinta millones de sin trabajo existentes en el mundo, pues el origen de esta angustia es la guerra y la opinión de los ‘Estados vencedores’ de que la guerra podía ser un buen negocio, pero ni siquiera los Estados que ganaron territorios en Europa o en las colonias han podido sacar ventajas. Sufren todos a causa del aniquilamiento de los valores que es la consecuencia de toda guerra. El éxito o el fracaso de la Conferencia Económica Mundial depende de un sólo acto: que los representantes de los Gobiernos tengan valor para borrar de un solo golpe todo el cálculo fundado sobre el Capital Internacional imaginario del mundo de Versalles”.

El ‘Deutsche Zeitung’ opina que: “La misión histórica de Alemania en la Conferencia Económica Mundial no consiste en la tarea de regatear con diez o más competidores la reducción más o menos grande de los derechos de aduanas, ni la reducción más o menos importante de las deudas, ni la cuestión del oro en los otros países. Alemania deberá exigir con toda energía que se le conceda bajo el aspecto económico toda la latitud a que tiene derecho y necesidad para su resurgimiento”.

El ‘Correo de la Bolsa’ compara la disposición de Alemania para cooperar en el saneamiento económico mundial con la declaración hecha el viernes pasado por el Presidente del Consejo francés, Édouard Daladier, en la discusión política de la Cámara Francesa y saca la conclusión: “El combate no está todavía terminado y un cambio de mentalidad en los antiguos adversarios es necesario para que la Conferencia Económica Mundial pueda encontrar una solución satisfactoria en las cuestiones políticas pendientes”.

El ‘Lokal-Anzeiger’, declara: “No esperemos que un mundo infectado por la peste moral de Versalles nos haga concesiones por amor a Alemania, sino por razones económicas, históricas y geográficas. El interés vital de Alemania es un interés europeo, más que el de cualquier otro país. Alemania es el corazón de Europa y el corazón alemán deberá ser fortificado para que pueda ejercer bien sus funciones”.

El ‘Kölnische Zeitung’ opina: “No esperamos muchas soluciones en el propio concepto de la palabra, pero estimamos que la Conferencia podrá realizar cosas importantes que mejoren la atmósfera y faciliten la victoria de la razón.”


AgenciaWolff”; Berlín, 12 de junio de 1933.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!