sábado, 6 de abril de 2019

UN PUEBLO: "Al igual que un árbol, crece como un todo viviente desde raíces similares, pero convirtiéndose en uno, el más fuerte en su género. Los pueblos son la más grande y noble creación de Dios en esta tierra."




PUEBLO

El Pueblo tiene su origen en la voluntad de Dios. Maldito sea aquel que desee destruir a los pueblos e igualarlos. Dios no creó los árboles, los arbustos, la maleza y la hierba con el fin de que pudiesen fusionarse en una única especie, sino que cada uno debería existir en su propia forma.

Al igual que un árbol, un Pueblo crece como un todo viviente desde raíces similares, pero convirtiéndose en uno, el más fuerte en su género.

Todos los de la misma sangre forman parte de él. Un Pueblo no conoce límites estatales. Se encuentra atado por los lazos de sangre que vinculan a todos los hijos de una única madre. El Pueblo alemán es una nación de un centenar de millones. Cada alemán pertenece a él, no importa dónde pueda vivir.

Un Pueblo no puede ser destruido en tanto que sus raíces obtengan su fuerza de la tierra. El verano y el invierno pueden ir y venir. Pero siempre florece de nuevo con indestructible vida, y se perfecciona a sí mismo en la fuerza que se eleva desde sus raíces hacia la voluntad de Dios.

¿Qué significa que un individuo muera? Es como si el viento volara las hojas de un árbol. Eternamente, nuevas hojas crecerán cada primavera. Los pueblos son la más grande y noble creación de Dios en esta tierra. No hay institución en el mundo, ningún partido, ni ninguna iglesia, que tenga el derecho de hacerles iguales o de despojarlos siquiera del fragmento más diminuto de su individualidad.

Helmut Stellrecht; del texto oficial del NSDAP “Fe y Acción”. Ediciones ‘Sieghels’.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡SE AGRADECE SU APORTACIÓN A ESPEJO DE ARCADIA!